domingo, 31 de agosto de 2014
Editorial| Entrevistas| Reportajes| Crónicas| Opinión| En voz baja| Fotografía| Televisión |  Toreros| Ganaderías| Plazas de toros| Peñas
 Comparte:

 facebook  twitter       

 Servicios:
 Enviar
 Imprimir
 Entradas
Crónica de C.R.V.
VEN ACÁ PACÁ

 

Chaqueta cruzada color azul socorro. Por la edad. La corbata con los toritos.  Le  faltan tres, los de al lado del pasador. Se le  borraron por el paso del tiempo. La camisa un día fue de su talla: qué dolor de cuello. La crisis, qué mal trata a la ropa. Eh. Sssss.  Ven acá pacá. Dígame usted. Entre usté y y yo, ese de Málaga va a ser torero.  Sí señó. Hombre, un elogio de un sevillano a un malagueño, eso le honra, porque ha estado muy bien. Pide fuego.  Y luego  tabaco. No sabe ná. ¿Y que culpa tiene la criatura de ser de donde es?  Ya. Calada entre a lo Triana y Bogart. Ese Jesú ha estao para comérselo. Saúl.  Bueno,  eso, …depende. Aquí  vino uno ar Beti que se yamaba Hazibeyic. ¿Y? Na,  que le dijimos Pepe. Ya. Pero quédese con el nombre. Si, Jesú. Lo que usted, diga, buenas tardes. Eh. Ssssss. Ven acá pacá. Dígame. Y ponga usté que la corría mu mala. Ojú. Mala tela. Tomo nota.

Será la crisis, pero a la corrida de El Ventorrillo le faltó todo menos presencia. Se le achicó la bravura, el fondo y la raza. Despareció del albero como los toritos del corbata del hombre, que data del cambio de década. Lustre y aspecto de bien comida, el que se movía se paró, el que siguió moviéndose soltó la cara, el que tenía algo de clase regresó a chiqueros por no tener fuerza. De los de movilidad, el lote de Urdiales , el primero fue la prima de riesgo y el cuarto bis se movió sin romper y sin entrega. Un burraco de Fandiño tuvo un tramo de buen son, pero se acordó del resto y no quiso desentonar. Y siempre a menos, brutos en todo, el lote de Jiménez Fortes, al que la plaza respetó y reconoció. Serio y capaz. Y aún no le han visto. Ni en Málaga ni en Sevilla. Aunque a los de Gibralfaro les importe un mojón los de Sevilla. Y viceversa.

Fue el tercero el más fino (el fino ¿es de Sevilla o de Málaga?)  de piel y suelto de carnes, muy serio de cara, bizco del izquierdo, que tardeó mucho, escarbó más mas y que prometió embestidas que no regaló luego. Le dijo a Fortes lo mismo que el hombre me dijo a mí. Ven acá pacá.

La distancia siempre corta, que no sorprendiera. No empujó el toro ni una vez para adelante, a pesar de la firmeza de planta y la capacidad de este torero para no tropezar telas en distancias tan cortas, sacando muletazos tan limpios. Trató el público a esa faena con el respeto que el toreo trató a la tarde: serio, siempre anclado, mente despejada. Una derroche de valor. No le han visto aún. Ni siquiera en esas dos chicuelinas muy buenas que hizo en el quite al segundo.

El sexto fue un sobrero de Montealto, que fue alto. Montado y de movilidad escasa y bruta. Lo fácil, que tropezara al final de cada pase, pero este torero apunta ese don del temple, de acertar en distancias, alturas, toques. Bien a la hora de correr la mano, bien a la hora de arrimarse con cabeza para torear. Y es muy nuevo.  Ya lo decía el de la chaqueta color socorro, que puede ser torero. Este de Málaga. Como buen corte de torero tiene Urdiales, que pechó con un toro de cara suelta, nula entrega y que se fue avisando poco a poco, por los dos pitones.  El cuarto fue un sobrero mansito en varas, poco picado, que tuvo esa movilidad en línea recta de buen inicio de muletazo y mal final, con la cara arriba, sin empujar ni rematar, pura inercia. Recogerle la cara en los vuelos, como toda la corrida, cosa inverosímil. Con la izquierda, ayudándose, quiso sacarle los vuelos por debajo de la pala del pitón, pero ni así. Y peor en recorrido y entrega. Hubo quien creyó que esa movilidad suelta del toro iba a atemperarse, pero lo que hizo fue protestar cada vez más.

A  Fandiño le queda la de Victorino, porque más allá de su actitud, poco pudo dejar pare el recuerdo. Bien hecho el colorado burraco segundo, se dejó torear (y bien) de capa por el pitón izquierdo, se movió mucho en banderillas, y se vino abajo totalmente en la muleta luego de los dos primeros pases del torero. Tuvo mayor duración y movilidad el burraco quinto, de menos cara, al que comenzó faena con un pase cambiado para luego trazar otro por abajo que no le vino  bien al animal.  No es este torero partidario de dosificar y la primera tanda por abajo le hizo pupa al toro cuya movilidad se mantuvo pero siempre con la entrega a menos, cada vez con mayores protestas, afuera y adentro. Le robó dos con la izquierda limpios que animaron a prolongar un faena cuyas posibilidades de éxito eran las mismas que adivinar el color de los ojos de una malagueña en La Malagueta, vista desde  el Gibralfaro. Pero desde allí se pueden adivinar otras  cosas.

Eh. Sssss. Ven acá pacá. ¿Te queda otro sigarrillo, miarma? El estanco. Que ha quebrao

Plaza de toros de La Maestranza. Octava de la Feria de Abril. Tarde ventosa. Más de media entrada. Cinco toros de El Ventorrillo (el 4º como sobrero) y uno de Montealto (6º bis). Diego Urdiales, silencio; Iván Fandiño, silencio y ovación tras aviso y Jiménez Fortes, silencio tras aviso y ovación tras aviso. Destacó el picador Tito Sandoval en el tercio de varas del tercer toro.

  Estamos en Google Plus mundotoro
   

Chaqueta cruzada color azul socorro. Por la edad. La corbata con los toritos. Le faltan tres, los de al lado del pasador. Se le borraron por el paso del tiempo. La camisa un día fue de su talla: que dolor de cuello. La crisis, que mal trata a la ropa. Eh. Sssss. Ven acá pacá. Dígame usted. En usté y y yo, ese de Málaga va a ser torero. Si señó. Hombre, un elogio de un sevillano a un malagueño, eso le honra, porque ha estado muy bien. Pide fuego. Y luego tabaco. No sabe ná. ¿Y que culpa tiene la criatura de ser de donde es? Ya. Calada entre a lo Triana y Bogart. Ese Jesú ha estao para comérselo. Saúl. Bueno, eso, …depende. Aquí vino uno ar Beti que se yamaba Hazibeyic. ¿Y? Na, que le dijimos Pepe. Ya. Pero quédese con el nombre. Si, Jesú. Lo que usted, diga, buenas tardes. Eh. Ssssss. Ven acá pacá. Dígame. Y ponga usté que la corría mu mala. Ojú. Mala tela. Tomo nota.
 

Será la crisis, pero a la corrida de El Ventorrillo le faltó todo menos presencia. Se le achicó la bravura, el fondo y la raza. Despareció del albero como los toritos del corbata del hombre, que data del cambio de década. Lustre y aspecto de bien comida, el que se movía se paró, el que siguió moviéndose soltó la cara, el que tenía algo de clase regresó a chiqueros por no tener fuerza. De los de movilidad, el lote de Urdiales, el primero fue la prima de riesgo y el cuarto bis se movió sin romper y sin entrega. Un burraco de Fandiño tuvo un tramo de buen son, pero se acordó del resto y no quiso desentonar. Y siempre a menos, brutos en todo, el lote de Jiménez Fortes, al que la plaza respetó y reconoció. Serio y capaz. Y aún no le han visto. Ni en Málaga ni es Sevilla. Aunque a los de Gibralfaro les importe un mojón los de Sevilla. Y viceversa.

Fue el tercero el más fino (el fino ¿es de Sevilla o de Málaga?) de piel y suelto de carnes , muy serio de cara, bizco del izquierdo, que tardeó mucho, escarbó más mas y que prometió embestidas que no regaló luego. Le dijo a Fortes lo mismo que el hombre me dijo a mi. Ven acá pacá. La distancia siempre corta, que no sorprendiera. No empujó el toro ni una vez para adelante, a pesar de la firmeza de plata y la capacidad de este torero para no tropezar telas en distancias tan cortas, sacando muletazos tan limpios. Trató el público a esa faena con el respeto que el toreo trató a la tarde: serio, siempre anclado, mente despejada. Un derroche de valor. No le han visto aún. Ni siquiera en esas dos chicuelinas muy buenas que hizo en el quite al segundo.

El sexto fue un sobrero de Montealto, que fue alto. Montado y de movilidad escasa y bruta. Lo fácil, que tropezara al final de cada pase, pero este torero apunta ese don del temple, de acertar en distancias, alturas, toques. Bien a la hora de correr la mano, bien a la hora de arrimarse con cabeza para torear. Y es muy nuevo. Ya lo decía el de la chaqueta color socorro, que puede ser torero. Este de Málaga. Como buen corte de torero tiene Urdiales, que pechó con un toro de cara suelta, nula entrega y que se fue avisando poco a poco, por los dos pitones. El cuarto fue un sobrero mansito en varas, poco picado, que tuvo esa movilidad en línea recta de buen inicio de muletazo y mal final, con la cara arriba, sin empujar ni rematar, pura inercia. Recogerle la cara en los vuelos, como toda la corrida, cosa inverosímil. Con la izquierda, ayudándose, quiso sacarle los vuelos por debajo de la pala del pitón, pero ni así. Y peor en recorrido y entrega. Hubo quien creyó que esa movilidad suelta del toro iba a atemperarse, pero lo que hizo fue protestar cada vez más.

A Fandiño le queda la de Victorino, porque más allá de su actitud, poco pudo dejar pare el recuerdo. Bien hecho el colorado burraco segundo, se dejó torear (y bien) de capa por el pitón izquierdo, se movió mucho en banderillas, y se vino abajo totalmente en la muleta luego de los dos primeros pases del torero. Tuvo mayor duración y movilidad el burraco quinto, de menos cara, al que comenzó faena con un pase cambiado para luego trazar otro por abajo que no le vino bien al animal. No es este torero partidario de dosificar y la primera tanda por abajo le hizo pupa al toro cuya movilidad se mantuvo pero siempre con la entrega a menos, cada vez con mayores protestas, afuera y adentro. Le robó dos con la izquierda limpios que animaron a prolongar un faena cuyas posibilidades de éxito eran las mismas que adivinar el color de los ojos de una malagueña en La Malagueta, vista desde el Gibralfaro. Pero desde alli se pueden adivinar otras cosas. 

Eh. Sssss. Ven acá pacá. ¿Te queda otro sigarrillo, miarma? El estanco. Que ha quebrao

 














  
Festejos Taurinos |  Carteles de Toros |  Escalafón Taurino |  Estadísticas |  El Toreo |  Taurocio |  Agenda Taurina |  Publicidad |  Ferias Taurinas |  Buscador | 
Toreros |  Ganaderías |  Empresarios Taurinos |  Plazas de Toros |  Apoderados |  Aficionados y Peñas Taurinas |  El Toro | 
TV |  Prensa |  Medios |  Periodistas taurinos |  Diccionario Taurino |   | 
Editoriales |  Entrevistas |  Reportajes |  Crónicas |  En voz baja Opinión |  Fotografía |  Televisión |  Toreros |  Ganaderías |  Plazas de toros |  Peñas | 
   Mundotoro TV |  Mundoestribo |  Tauroentrada |  mundotorodemexico.com | 
   Equipo Mundotoro |  Contacto |  Aviso Legal |  Aviso Cookies |  Regístrate |  Auditado por OJD |  Mapaweb |  Mundotoro.com página de inicio 
  
Copyright © 2011. Taurocom, S.L. Todos los derechos reservados.
CIF: B-86101045
Registro Mercantil Madrid.
Tomo 28.271 folio 209 sección 8 hoja M509180
Calle Altamirano, nº 37 C.P. 28008 Madrid
Email: redaccion@mundotoro.com - Teléfonos: 91 2961571