viernes, 18 de abril de 2014
Editorial| Entrevistas| Reportajes| Crónicas| Opinión| En voz baja| Fotografía| Televisión |  Toreros| Ganaderías| Plazas de toros| Peñas
 Comparte:

 facebook  twitter       

 Servicios:
 Enviar
 Imprimir
 Entradas
Crónica de MUNDOTORO
LA LUISA REPITE VESTÍO

Luisa es un estereotipo.  Entre cuarenta y tantos y algunos más. De Madrid, pero le encanta Sevilla, y la feria y los toros (también las  corridas). Heterosexual católica soltera. Consumidora de masculino singular. De momento, oye. Más adelante, quien sabe. Se quedó en paro y se apañó un guebcam. Para hacer sus cosas y ganarse unos euros haciendo que hace sin hacer. Y arrimó unos euros para no perderse  la feria.  Cuando  la cosa se puso chunga, hace dos años, repitió vestío gitana para ahorrar.  La feria pasada iba a repetirlo again, pero se le habían caído trescientos quince lunares.  Este año se los quitó todos y le quedó liso en rosa. Y nadie echa cuenta de que es el mismo.  Los estereotipos, cuando se le caen los lunares, pasan por nuevos a bote pronto. Eso con medio litro rebujito en el cuerpo. Con cero coma cero de alcoholemia,  al vestío de la Luisa se le cuentan los círculos que han dejado los lunares del vestío gitana. Los franceses le dicen  un Dejá Vu.  Ya visto. Como la corrida de esta tarde. Ya vista. Como el traje volantes de la Luisa.

Fatalidad. Se cruzó con un ex masculino singular en la Puerta del Príncipe que se vengó de un no arrejuntado a una mascá  la feria pasada. Le tiró esto al pasar: “Luisa, miarma, que güeno que  te ha salío ese vestio”. El riesgo de repetirse es que asumimos un nuevo riesgo añadido: ser predecibles. Como la Luisa. Heterosexual católica. Como esta tarde: predecible casi en todo, parecida a otras tantas corridas de esta feria y  de las de años pasados y los que vengan. Hacer del toreo algo predecible es quitarle los lunares al mismo vestido. Porque esta corrida de Jandilla, desigual de presencia, pero seria, con un toro que ni pintado, el cuarto, un par de ellos más bastos, o cortos de cuello, nobles casi todos, de buenos inicios y finales sin lunares, hace del toreo algo reiterado y previsible. Porque si decimos que El Cid quiso pero le duró todo muy poco, es algo escrito muchas tardes, o si escribimos la exposición de Castella ante el lote más exigente, también es algo leído. Puede que lo único no previsible de la tarde sea esa forma de crecer toreando de Talavante, esa forma de enganchar y torear hacia atrás y por abajo con el final de muñeca rota.
 
Se cuidó mucho a la corrida. Lo único que fue en su contra fue el viento.  Por ejemplo, Talavante ordenó señalar los puyazos, al tercero luego de un saludo a pies juntos, chicuelinas y un torero  remate soltando el capote debajo de la cadera. Todo medido para cuidar la buena condición de un castaño estrecho de sienes, que enseñó los pitones por delante, bajo y de los de menos volumen. Puede que se lastimara  la mano izquierda en la lidia, pero el toro prometió más de lo que dio. Lo justo para ver el toreo de enganche, de enseñar siempre el trazo por abajo, de ligar encajado y largo y el muñecazo final del toreo. Todo en duración corta cinco tandas, alternando las manos y siendo mejor el toreo de zurda antes de la mejor estocada que este torero se haya cobrado nunca.

Alrededor de eso, al vestió se le cayeron todos los lunares. Un Dejá Vu. Una reiteración: corrida de buena condición, sin poder. El toro mejor construido de la feria,  un poema soñado del toro de Jandilla, estrecho de sienes, algo engatillado, fino, con cuello, que sacó un tranco tan excelente como endeble. Le dieron escasa y buena capa Boni y el matador, en varas nada, le dio distancia El Cid en una primera tanda buena, galopando el toro excelente, otra más en la media distancia y, a partir de ahí, al vestio se le cayeron los lunares. Siguió el torero, pero la angustiosa movilidad de toro tan bello daba lástima. Lo mató de una buena estocada. El que abrió plaza escondió más el cuello, y sangró mucho al tomar al caballo  por delante y quedar enganchado. Puedo que entre eso y su peso, le hicieran venirse abajo tras tres tandas con la derecha bien ligadas por El Cid. Puede ser.

Como puede ser que Castella tuviera una de las tardes más cabales de su paso por la feria. Pero parte del el público tomó su férrea voluntad como un Dejá Vu. El segundo, que era menos toro de perfil  al no enseñar la cara, fue un castaño de movilidad sin clase con el que el francés hizo una faena en dos partes, una ligando tres tandas con la derecja y luego, con el toro menos, en cercanías. La hechuras del quinto fueron  feas, un toro grande  que insistió en solatar cara y cuerpo al pasar con fuerza.  Castella se puso una y otra vez, una mano y otra y hasta le robó alguna tanda de férrea voluntad.  Toro para hacer esfuerzo por exigente.

Y ya,  con todos los lunares del vestío  gitana de la Luisa, por el albero, y mezclados con los papelillos que marcan las zonas de viento para torear, salió el  sexto, quizá mas´basto, de mas volumen  y menos cara. Se dejó en la lidia, se dejó en las primaras tandas, pero siempre con el son que le dejaban sus hechuras y a menos. Muy  a amenos, convirtiendo  en previsible lo que iba a suceder.  Y todo lo que se prevé en ese Dejá Vu del fondo escaso es lo que nos hace entrar en desencanto. El toreo es  justo lo contrario, ponerle de nuevo al  traje de volantes de Luisa todos los lunares rojos y negros que se le han caído con el paso del tiempo.

Plaza de toros de La Maestranza de Sevilla. Decimotercera de la Feria de Abril. Lleno. Toros de Jandilla, bien presentados pero dispares de hechuras y faltos de raza. El mejor fue el tercero. El Cid, silencio y silencio; Sebastián Castella, silencio y silencio y Alejandro Talavante, oreja y silencio.

  Estamos en Google Plus mundotoro
   


  
Festejos Taurinos |  Carteles de Toros |  Escalafón Taurino |  Estadísticas |  El Toreo |  Taurocio |  Agenda Taurina |  Publicidad |  Ferias Taurinas |  Buscador | 
Toreros |  Ganaderías |  Empresarios Taurinos |  Plazas de Toros |  Apoderados |  Aficionados y Peñas Taurinas |  El Toro | 
TV |  Prensa |  Medios |  Periodistas taurinos |  Diccionario Taurino |   | 
Editoriales |  Entrevistas |  Reportajes |  Crónicas |  En voz baja Opinión |  Fotografía |  Televisión |  Toreros |  Ganaderías |  Plazas de toros |  Peñas | 
   Mundotoro TV |  Mundoestribo |  Tauroentrada |  mundotorodemexico.com | 
   Equipo Mundotoro |  Contacto |  Aviso Legal |  Aviso Cookies |  Regístrate |  Auditado por OJD |  Mapaweb |  Mundotoro.com página de inicio 
  
Copyright © 2011. Taurocom, S.L. Todos los derechos reservados.
CIF: B-86101045
Registro Mercantil Madrid.
Tomo 28.271 folio 209 sección 8 hoja M509180
Calle Altamirano, nº 37 C.P. 28008 Madrid
Email: redaccion@mundotoro.com - Teléfonos: 91 2961571