Miguel Abellán, al natural en Las Ventas el 30 de mayo de 2014 I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

El matador de toros Miguel Abellán se ha visto obligado a poner punto y final a la temporada 2018, en la que conmemoraba sus 20 años de alternativa. El torero madrileño ha tenido que tomar esta difícil decisión por prescripción facultativa debido a la grave insuficiencia renal que padece y por la que tuvo que ser intervenido de urgencia la pasada semana en la Clínica Quirón de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Los médicos han aconsejado al diestro no hacer ninguna actividad de riesgo, ya que eso podría agravar aún más esta dolencia que arrastra ya desde hace varias temporadas como consecuencia de una antigua cornada que ya le impidió poder hacer el paseíllo en la primera tarde en la que estaba anunciado en la Feria de San Isidro de 2014.

Abellán, que sigue estable pero con dolores, ha visitado también al Doctor Máximo García Padrós y a un urólogo de su equipo, y se someterá a un nuevo tratamiento que le ayude a mejorar esta dolorosa lesión.

El torero, que perdió el compromiso del 8 de septiembre en la localidad navarra de Cintruénigo, estaba especialmente ilusionado con poder torear este sábado en Madridejos, después de dos décadas de doctorado, los toros del que fuera su antiguo apoderado, Víctorino Martín. Un compromiso que finalmente no podrá asumir, ni tampoco el de finalizar la campaña en la que celebraba 20 años de alternativa, que comenzó con un gran triunfo abriendo la Puerta Grande en la Feria de Huesca, y en la que también salió en hombros en el ciclo de San Julián de Cuenca.