icono-sumario Plaza de toros de Aire Sur L’Adour

Natural de Iván Fandiño esta tarde en la plaza de toros de Aire Sur L’Adour I ROLAND COSTEDOAT/TERRES TAURINESlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Aire Sur L’Adourlinea-pie-fotos-noticias

Quedará como el último paseíllo de Iván Fandiño. En la posteridad. La estadística reflejará que cortó una oreja el día más fatídico. Obviamente, era lo de menos. Su gloria estaba ya por encima de los trofeos. En la eternidad. Como su toreo. Ese sello propio del torero de Orduña de salir  por todas cada tarde. Así salió en Aire Sur L’Adour, donde Juan del Álamo logró el otro trofeo del festejo. Daba igual, lo taurino, hoy, careció de interés.

Fandiño, en una faena rotunda al primero de Baltasar Ibán cortó una oreja. A por todas, iba el vizcaíno,  se lució con el capote de salida y luego lo toreó con rotundidad. Sólido y entregado por ambos pitones. Una faena notable que despachó recetando una gran estocada.

Luego, llegó el maldito momento. Lo arrolló el de Ibán en un quite al tercero con los cuartos traseros. Cayó al suelo y el animal hizo por él. Entró el pitón por el costado derecho.  Se heló la sangre en la plaza. Cayó herido Fandiño, pero salió de la cara del toro por su propio pie, consciente, y rápidamente fue conducido a la enfermería por las cuadrillas. Con la incertidumbre aún por conocer si la cornada afectaba al pulmón, fue trasladado al Hospital de Mont de Marsan. Desde allí, minutos antes de finalizar el festejo, llegó el mazazo.

El salmantino Juan del Álamo volvió a demostrar el gran momento en el que se encuentra tras su triunfo isidril. Sólo la espada le privó de haber cortado tres orejas. Un trofeo y vuelta al ruedo ante una encastada corrida de Baltasar Ibán. La oreja llegó en el tercero. Fue un toro noblón al que cortó una oreja después de cuajarlo por ambos pitones. Corrió bien la mano y con temple. Estocada trasera y oreja. Al tercero, lo toreó con gallardía, pues no era fácil resistir el envite de un burel que tuvo raza. Lo lució en largo y el pasaje final, con dos arrucinas, que ligó a otros tantos de pecho. Se le atascó la espada. Por eso, todo quedó en vuelta al ruedo.

Por su parte, Dufau saludó dos ovaciones. Mostró ganas con su lote el galo. Se gustó con el saludo al primero de capa y luego lo toreó con intermitente, porque costaba cogerle la distancia. En las dos tandas que lo consiguió la faena elevó el tono. Con el que cerró plaza, lo más destacado llegó en el vibrante comienzo de faena en los medios de rodillas. Luego, hubo más dudas del galo y un inoportuno desarme terminó de enfriar al tendido. Silencio y ovación para el de Baltasar Ibán en el arrastre.

Hierro de Baltasar Ibán - España Plaza de toros de Aire Sur L’Adour. Toros de Baltasar Ibán, encastados, de juego interesante. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Iván Fandiño, oreja en el único que mató.
Thomas Dufau
, ovación tras aviso, ovación en el que mató por Iván Fandiño y silencio.
Juan Del Álamo
, vuelta al ruedo y oreja.