MUNDOTORO
Seguir a @Mundotorocom

Madrid (España).Alá y su petróleo son grandes. Óle Alá y hala Qatar, una de esas monarquías totalitarias y absolutas, las monarquías de los petrodólares. La que va a comprar La Monumental de Barcelonapara hacer la mezquita mais grande du mondoCatar o Qatar es una de esas monarquías a las que todo el mundo le paga mamazos porque tiene petróleo. De la que todo el mundo esconde que, de sus dos millones de habitantes, sólo 250.000 son ciudadanos. Los demás, los currantes. A Mas se la pela un Borbón, pero se la mama a un Alzaní, apellido del poder desde el siglo XIX.

Buscar la vergüenza, la coherencia, la lógica, la decencia, buscar al ser humano en la clase dominante o política, se está haciendo tan desesperante como comprobar que, por lo que sea, los medios de comunicación esconden el ala ante Alá. Olé Alá Akhbar. Alá es grande. Tan grande como su petróleo. Qué mundo tan extraño. Qué realidad más canallesca la que nos tenemos que tragar y aceptar.  No lo decimos por la visión chirriante de nuestro ex monarca abrazado a todos los jeques, príncipes y reyes de las monarquías totalitarias del Golfo.

Pero comprobar cómo se prohíbe una fiesta, un ritual como el del toro, para hacer negocio con un estado totalitario que no ha firmado la declaración de los derechos humanos de la ONU, da vergüenza. Pero no se preocupen. Catar está muy evolucionado. Las mujeres ya pueden conducir solas el coche. Catar, la que va comprar la Monumental y Cataluña entera, la que tiene el Mundial que le dieron un tal Pérez y un tal Rosell, sólo es un país al que Amnistía internacional acusa de:

-Discriminación y violencia contra las mujeres
-Inexistencia de la Libertad de expresión
-Derechos de las personas migrantes
-Discriminación: negación de la nacionalidad
-Libertad de circulación
-Reclusión sin cargos ni juicios
-Penas crueles, inhumanas y degradantes
-Pena de muerte

Twittear