icono-sumario El Grupo BAL es uno de los imperios económicos más importantes del mundo

icono-sumario Bailleres, uno de los puntales sostenedores de la Fiesta en México y un defensor de la tauromaquia internacional

icono-sumario La Casa Chopera es uno de los bastiones históricos del empresariado taurino

54545El Grupo Bal y la Casa Chopera se asocian I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

El Grupo BAL y Martínez Flamarique (Casa Chopera) han llegado a un acuerdo de asociación para la gestión de las plazas de toros que regenta la familia Martínez Flamarique.

El Grupo BAL es uno de los imperios económicos más importantes del mundo, propiedad de Don Alberto Bailleres, que integra a un conjunto diversificado de empresas que participan en los sectores comercial, agropecuario, industrial y financiero, así como de salud y educación en México. Entre las organizaciones líderes más representativas del grupo se encuentran la minera Peñoles y su subsidiaria Fresnillo, Valores Mexicanos Casa de Bolsa, Operadora Valmex de Fondos de Inversión, GNP Seguros, Palacio de Hierro, Industrias Peñoles y su subsidiaria Fresnillo, Grupo Profuturo GNP, el ITAM, entre otros negocios.

Se da la circunstancia de que Don Alberto Bailleres ha sido uno de los puntales sostenedores de la Fiesta en México y un defensor de la tauromaquia internacional. Por su parte, la Casa Chopera (representada ahora por los hermanos Oscar y Pablo Martínez Flamarique y Manuel Martínez Azcárate) es uno de los bastiones históricos del empresariado taurino y una ‘marca’ ligada a la gestión de la Fiesta de los toros desde hace más de un siglo.

Según informan ambas sociedades, ‘esta asociación nace desde la estrecha relación que ha unido a estas dos empresas desde hace décadas partiendo de las bases y conceptos que siempre han compartido como son la seriedad, la profesionalidad, el respeto a este magnífico arte y universal cultura y la búsqueda de la prosperidad del sector taurino’.

‘La intención de este acuerdo se basa en objetivos claros y responsables apoyados por una base de dedicación, innovación, trabajo y recursos que hagan posible que este proyecto sea beneficioso para la fiesta de los toros en su ámbito general y que sobre todo tenga como máximo exponente la defensa de los derechos e intereses de los aficionados’, manifiestan ambas.

El Grupo BAL y la Casa Chopera quiere ‘demostrar nuestra máxima ilusión y compromiso, con este proyecto que nos llena de responsabilidad por el futuro de la tauromaquia, que en estos momentos atraviesa un momento delicado’, terminan diciendo.