icono-sumario El ganadero Lucas Carrasco habla sobre la situación de la ganadería y el encaste Santa Coloma, a la vez que define los destinos para esta temporada

Uno de los toros de Ana Romero para la temporada 2019 I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

JAVIER JIMÉNEZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Cuando alguien escucha hablar de la ganadería de Ana Romero, pronto viene a la cabeza una idea de toro muy definido: bajo, corto de manos, chato, con la mirada agresiva y las caras colocadas. En definitiva, un animal que sin ser voluminoso infunde un gran respeto. ‘Buscamos el toro definido de Santa Coloma. En hechuras suelen ser animales con una caja mediana, fino, y de pelaje cárdeno, en sus diversas variedades. En comportamiento, buscamos un toro bravo, con transmisión, pero unido a la nobleza y clase. Que todo lo que haga sea sin violencia, pero con emoción’, asegura Lucas Carrasco, que lleva los mandos y el timón de la ganadería.

En el toreo y en la vida, lo bueno si es breve, dos veces bueno. Todo lo prolongado en el tiempo acaba convirtiéndose en algo rutinario. Por eso, cada vez que aparece la divisa paja y celeste de la ganadería gaditana en los carteles levanta la expectación del aficionado. La temporada pasada, las plazas de toros de Dax y Azpeitia fueron las privilegiadas de ver un encierro completo en su arena, mientras que Vic-Fezensac anunció un toro en su tradicional concurso de ganaderías y en Hagetmau lidió una novillada. ‘Ha sido una temporada muy buena’, asegura.

‘Todo lo que se ha lidiado ha salido muy bravo e interesante. Por ejemplo, en Azpeitia nos hemos llevado todos los premios de la feria y este año volvemos, que al fin y al cabo ese es el mejor premios’, afirma Carrasco mientras se le escapa alguna sonrisa.

Dos toros con buenas hechuras en ‘Las Cobatillas’ | MUNDOTORO

 CON MADRID, EN EL HORIZONTE

Principalmente, uno de los cosos en el que dejó buenas sensaciones en la temporada 2017 fue en Madrid. Tras el interés que suscitaron los santacolomas gaditanos, en 2018 no volverían en esta ocasión al ruedo venteño: ‘El principal motivo de nuestra ausencia fue la camada. También hay que tener clara una cosa: en Francia vienen a la finca en octubre, te ven la corrida y te la pagan rápido y bien‘.

‘Habrá que esperar otro año -prosigue Lucas en referencia a Madrid, pero me gustaría dejar algún año los toros más fuerte de la camada y juntarlos con la cabeza de camada del año siguiente, con el objetivo de juntar una corrida con doce toros buenos y acordes al trapío que exige la plaza de toros de Las Ventas. Creo que sería una ganadería que podría encajar con el gusto de Madrid’, asegura ilusionado.

Mientras tanto, los astados gaditanos esperan en los cercados el momento de su lidia. Apenas dos o tres toros por habitáculo, para evitar las peleas y las bajas. ‘Para este año tenemos tres corridas de toros. Volveremos a Dax y Azpeitia, mientras que la tercera no tiene todavía destino. Es un encierro con muy buenas hechuras, ideal para una plaza de segunda “cómoda” o de tercera con importancia’, apunta.

GALERÍA DE LOS TOROS PARA ESTA TEMPORADA DE ANA ROMERO EN EL CAMPO