Video de la corrida de rejones matinal en Arles I PLAZA DE TOROS ARLESlinea-punteada-firma1

MICA CRESSENTY > Arles (Francia) linea-pie-fotos-noticias

Vibrante matinal de toreo a caballo en el coliseo romano de Arles, donde Diego Ventura firmó una nueva obra de arte con el quinto, al que cortó los máximos trofeos, después de haber sumado dos orejas del que fue segundo. En hombros le acompañó Leonardo Hernández, que cerró plaza con una gran faena que fue premiada con los dos apéndices. Andy Cartagena no tuvo opción con el lote más deslucido de San Pelayo.

Diego Ventura atraviesa un momento cumbre en su carrera y lo volvió a demostrar en el anfiteatro. Después de un primer tramo muy técnico, enloqueció a la gente con su caballo ‘Dolar’. Puso un par de banderillas con el caballo sin las riendas que puso boca abajo a los tendidos. Acertó a la hora de matar y corto un rabo.

Ventura hizo una exhibición de su maestría con el segundo de la tarde. Gusto al público desde el principio en un labor que siempre fue a más. Enloqueció a los tendidos haciendo piruetas en terrenos muy reducidos. Fue premiado con las dos orejas.

Cerro la matinal a lo grande Leonardo. Aprovecho las buenas embestidas del de San Pelayo para rejonear con brío. Los quiebros entusiasmaron al público que lo recompensó con dos orejas. Con su primero, firmó un labor en dos partes. En el primer tramo de su faena rejoneo con clasicismo mientras el último tramo fue más espectacular. El mal uso de la puntilla quito las ganas al público de pedir la oreja.

Andy Cartagena abrió la matinal con un labor que no llegó del todo a los tendidos. Los momentos de más relieves fueron con las cortas. Pudo lucirse más frente al cuarto. Consiguió conectar con el público en varias ocasiones. Sin embargo, el mal uso de rejón de muerte lo dejo todo en silencio

Hierro de San Pelayo - España Coliseo romano de Arles (Francia). Dos tercios de entrada. Toros de San Pelayo, de correcta presentación y buen juego en líneas generales. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Andy Cartagena, silencio y silencio.
Diego Ventura, dos orejas y dos orejas y rabo.
Leonardo Hernández, ovación y dos orejas.