Vídeo resumen de la primera de corrida de las Sanjoaninas I PRENSA SANJOANINASlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Isla Terceiralinea-pie-fotos-noticias

La primera corrida de las Sanjoaninas fue de los forcados, de principio a fin. E incluso también antes del festejo, ya que a las cinco de la tarde, a las afueras de la plaza de toros de Angra do Heroísmo, se inauguró el monumento por el que la ciudad les rinde homenaje y reconocimiento, justo en el día en que se cumplía el 45 aniversario de la fundación del grupo de amadores de la Tertulia Tauromáquica Terceirense.

Más de cincuenta forcados de distintas generaciones, representando el pasado, el presente y, gracias a los niños, también el futuro del grupo, se dieron cita junto a cientos de personas para ser testigos de la inauguración de un grupo escultórico con el que el artista local José Joao Dutra los equipara con la roca volcánica de la isla.

Todos ellos participaron también en las cortesías, acompañados de sus hijos y hasta de sus nietos, antes de que sonaran los clarines para dar salida al toro de Ascençao Vaz con el que el cabo Adalberto Belerique, el tercero de cuantos ha tenido el grupo en su casi medio siglo de existencia, se despidió de los ruedos.

La pega de Belerique, dedicada a su padre y a su hija, tuvo la misma honestidad que la quien define a su protagonista, al que la plaza tributó largas y cariñosísimas ovaciones, lo mismo en las distintas vueltas al ruedo, con Tiago Pamplona y con sus compañeros, que en el histórico momento en que se quitó la chaquetilla y le entregó el barrete a quien será su sucesor al frente del grupo, Joao Pedro Ávila, casi como en una ceremonia de alternativa.

Precisamente Ávila fue el encargado de pegar, también de manera brillante, al segundo toro de la tarde, marcando el camino de decisión y seguridad con que también lo hicieron, algunos amparados por algunos miembros del grupo ya retirados, sus compañeros Marcos Sousa, César Santos, Francisco Matos y, especialmente, Luis Sousa, ovacionadísimo por su soberbia pega al brusco berrendo jugado en quinto lugar.

En cuanto a los cavaleiros, el azoreño Tiago Pamplona le puso fibra y empeño al primero de la tarde, un hondo astado de Ascençao Vaz al que le faltó algo de empuje, y lució también con el berrendo capirote cuarto, de Joao Gaspar, que se movió con docilidad pero sin mucha entrega.

Joao Moura hijo hizo gala de su gran facilidad, de su joven maestría, para el toreo a caballo, como demostró templando las embestidas del segundo, que flojeó de los cuartos traseros, y sorteando con torería los violentos cabezazos del otro de los berrendos de Gaspar.

Por su parte, Francisco Palha tuvo algunas imprecisiones con el tercero, que se paró y se empleó poco, pero se desquitó con el sexto, un toro de Ascençao Vaz que, a pesar de sus casi 600 kilos de peso, tuvo fuerza en sus arrancadas y facilitó así la vibrante actuación de su lidiador, desde que le colocó el primer ferro a portagayola a la última farpa que le clavó en todo lo alto.

Hierro de Ascensao Vaz - Portugal Plaza de toros de Angra do Heroísmo (Isla Terceira, Azores). Primera de la Feria de Sanjoaninas. Corrida de rejones. Más de tres cuartos. Tres toros de Ascençao Vaz, desiguales de volumen y hechuras, y tres de Joao Gaspar (3º, 4º y 5º), de buena y más uniforme presencia. Dieron un juego dispar, destacando por su movilidad 1º, 4º y 6º. Hierro de João Gaspar - Portugal
Tiago Pamplona: vuelta al ruedo en los dos.
Joao Moura hijo: vuelta al ruedo y silencio.
Francisco Palha: vuelta al ruedo en ambos.
El grupo de forcados de la Tertulia Tauromáquica Terceirense “pegó” todos los toros, a cargo, en este orden, de Adalberto Belerique, Joao Pedro Ávila, Marcos Sousa, César Santos, Luis Sousa y Francisco Matos, todos al primer intento salvo Santos y Matos.