icono-sumario ‘El resultado, tan bueno que el empresario quiere dar toros en Toronto’

icono-sumario ‘La tauromaquia cuenta con apoyos en sitios que la gente no conoce’

interior-plazatoros-dundalk-canada-nationalpost
La ‘Monumental Víctor Mendes’ de Dundalk I NATIONALPOST.COMlinea-punteada-firma1

MIGUEL FERNÁNDEZ MOLINA > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

¿Toros en Canadá? Sí, sí. Lo dijimos el sábado… En Dundalk, pequeña población perteneciente a Ontario y cercana a Toronto. Una oportunidad única de conocer un festejo diferente de la mano de sus protagonistas. Por eso hablamos con Rui Fernandes, que encabezaba ese cartel y quien, luego de una especie de puente aéreo Canadá-España-Portugal atiende la llamada de Mundotoro para respondernos a las muchas preguntas que teníamos preparadas. Un festejo sin sangre con visos de continuidad.

Es que es mejor toros sin sangre que nada. Especialmente en sitios así‘, explica el cavaleiro. Se le nota cansado -‘llegué esta noche desde Torrejón de Ardoz (Madrid)’– pero insiste en su mensaje, ‘estoy contento de apoyar la difusión de la Fiesta fuera de los sitios habituales. Es una manera de reivindicarnos ante tanta presión política de los ‘antis’. La tauromaquia cuenta con apoyos en sitios que la gente no conoce y tiene fuerza en países como Estados Unidos o Canadá‘.

No es la crónica de un festejo más. Por eso le dejamos jugar a periodista para que nos haga un resumen de las sensaciones vividas: ‘El festejo fue tan bueno y tan exitoso que el empresario quiere dar toros en Toronto. Este es un pueblo pequeño y tiene una plaza de 3.400 personas. Me emocionó ver la de familias que habían llegado un día antes en caravanas y durmieron allí. Si la plaza hubiera estado más cerca de la ciudad grande -Toronto- hubiera habido más gente‘. Y ojo, niega que esto surja del capricho de un rico. Antes bien, matiza, nace de un sentimiento entre la colonia emigrante portuguesa: ‘En Dundalk y alrededores hay una comunidad de emigrantes portugueses que guardan afición al toreo y allí defienden nuestra tradición. Por eso, el empresario Elio Leal construyó una plaza estupenda, de obra, y se trajo toros y vacas de hierros californianos de procedencia Saltillo‘ [NDR: vía mexicana].

Con esos toros, esos toreros y en un país ‘extraño’, ¿cómo se plantea una lidia en un festejo sin sangre? Responde Rui: ‘La lidia es diferente. Son festejos incruentos, con velcros en los toros, pero en esos países mejor eso que nada. Ahí el subalterno suele tener más protagonismo. El toro es más brusco casi siempre, aunque puede suceder que te encuentres con toros de calidad, como por ejemplo me sucedió a mí el sábado, que lidié a un toro muy suave que me permitió estar a gusto‘. La cuadra de caballos también es punto y aparte: ‘Mira, yo toreé con algunos caballos míos y con otros que me encontré en Canadá. Sé que la ilusión del empresario era contratarme y hablé con aficionados de allí que me vieron en Madrid, Azores… Lo bueno es que los aficionados de allí saben disculpar las diferencias que pueda haber entre la lidia a un toro picado y banderilleado y la lidia a uno sin sangrar‘.

RUIFERNANDES-marapimenta-canada
Rui, Mara Pimenta y cuadrillas, rumbo a Canadá | TOUROEOURO.COMlinea-punteada-firma1

Con todo, el festejo fue un éxito -añade-. Toreamos yo por delante, Mara Pimenta, mi sobrino Duarte Fernandes, que aún es amador [aspirante no profesional] y los forcados canadienses y californianos. Los tres rejoneadores lidiamos dos reses cada uno; mi sobrino novillos porque aún es aspitante, y dimos dos vueltas al ruedo cada. Lidiamos un séptimo toro Mara y yo en colleras para no descolocar el cartel, porque Jacobo Botero no pudo torear por problemas de visado. Ese de colleras fue vuelta también‘.

La entrevista se alarga… es normal, hay mucho por preguntar a un debutante en Canadá. No le sorprende este cuestionario: ‘Qué va, ya tuve que responder a muchas otras preguntas el lunes cuando fui a torear a Torrejón, pues mis compañeros tenían curiosidad al ver vuestra noticia. De hecho, Leonardo Hernández se quedó ilusionado de lo que le conté. Sería bueno que un torero español fuese allí a darle repercusión’.

Pero… ¿cómo se gestionan en el país norteamericano los permisos para dar toros? ‘El gobierno en Canadá, como en California (estado de Estados Unidos famoso por su actividad taurómaca), no pone pegas siempre y cuando se respeten las normas. No puede haber sangre en los festejos y los toros tienen que cumplir con unos estándares de calidad en el trasporte y estancia allí‘.

ruifernandes-alcochete-interior
Rui Fernandes, en una imagen de archivo en Alcochete | BATALHAlinea-punteada-firma1

El testimonio de Rui vale doble. Se conoce toda Europa y gran parte de esa América para muchos inaccesible. Por eso le dejamos el micro abierto para que siga hablando de cómo se organiza el toreo en sitios ‘a priori’ tan lejanos como esos; ‘Mira, en California la idea es distinta al resto. Se funciona por comisiones de festejos. Una comisión es elegida para organizar eventos multiculturales y entre ellos, los toros. Esa comisión consigue fondos y contrata a los artistas. Hay dos tipos de entradas, unas en las que pagas para rentabilizar la inversión y otras en las que la inversión ya está rentabilizada y no se cobra entrada. Es diferente a lo de aquí, insisto’.

Tanto en California (EE.UU.) como en Ontario (Canadá) hay lidia a caballo y a pie. ‘De hecho, como bien pusisteis, la plaza de Dundalk se llama ‘Monumental Víctor Mendes’. En California hay cada año 7 ú 8 festejos ‘mixtos’ con rejoneadores y matadores. Siempre sin sangre, por supuesto. Pero es la manera de avanzar allí‘. Y, según lo visto, es cierto, la Fiesta avanza.