MUNDOTORO
Seguir a @Mundotorocom

Madrid (España).La periodista Elena Salamanca ha remitido el siguiente escrito a La Delegación del Gobierno en Sevilla, a la Junta de Andalucíay al gabinete de prensa del alcalde hispalense. Su petición es muy simple y muy sencilla. Solicita Respeto. Respeto para los profesionales y para los aficionados, que muchas tardes y en muchas ferias deben soportar insultos y provocaciones a las puertas de una plaza de toros.

CARTA AL RESPETO

Madrid, 2 de octubre de 2013

Autoridades y Delegación del Gobierno:

Valga esta carta para algo muy simple: Pedir respeto.

¿Cuesta tanto ofrecer respeto a los ciudadanos? Aprovéchense de que los aficionados a los toros “solo” les pedimos a ustedes respeto… No tendrán que ajustar presupuestos, ni debatirlo en pleno ni nada por el estilo. Es mucho más sencillo.

Les detallo un ejemplo concreto, aunque sucede en otras plazas de toros de nuestro país.

Cada tarde de toros en La Maestranza, aquellos de los que dudo bastante si tienen cosas verdaderamente interesantes en su vida para hacer, se concentran (en familia) a las puertas del coso del Baratillo. Sí, a las puertas . Gente que llama asesinos a los toreros van a la puerta de “su casa” a decírselo a la cara… Y nosotros, a callar.

Jamás se me ocurriría pedir que prohíban a esta gente entretenerse, megáfono del siglo pasado en mano, gritando sandeces repetidas unas cinco veces… No hay ni público para continuar coreando los sesudos lemas inventados con gran destreza intelectual… Así que se queda en las cuatro o cinco repeticiones que entona el del megáfono.

He intentado encontrar información sobre la supuesta manifestación antitaurina celebrada el pasado 29 de septiembre frente a la Puerta del Príncipe y ni la propia organización se hace eco en su página web (www.igualdadanimal.org)

Bien, no vayamos a quitarles su momento, pero les pido que cuando la Delegación del Gobierno correspondiente conceda el permiso de manifestación (3 son multitud) el lugar para tal evento sea, más o menos, por Sevilla Este, o en lo alto de la torre Pelli, en la misma plaza del Ayuntamiento, por ejemplo, o frente a la Delegación del Gobierno… Donde quieran. Pero no allí donde 12.000 personas hemos pagado una entrada para un evento público en el que un hombre se juega la vida, y mientras intenta colocarse delante de la cara del toro, envuelto por el silencio maestrante, tiene que escuchar a una, era sólo una, dar 4 voces y aguantar tan insoportable momento.

¡Ya está bien señores políticos! ¡Basta ya de poner a la ciudadanía a prueba!

No es tan complejo lo que les pido. Respeto.

Máximo respeto por aquellos que dejaron su vida o su sangre en el albero sevillano y por aquellos que se siguen jugando la vida cada tarde de toros en La Maestranza. Respeto a cada pintor, escultor o escritor que han creado su obra por inspiración taurina, nacida de una tarde de toros. Pido respeto para esa Puerta del Príncipe que muchos han cruzado a hombros, entre vítores, como héroes, y otros la cruzaron por última vez, como homenaje, después de dejar su vida en su pasión… Y respeto para cada una de las personas que nos sentamos en un tendido, pagando 40, 60 o 100 euros, para ver una corrida de toros.

Respeto, señores políticos, respeto.

Y en esta ocasión lo tienen muy fácil. Tan sencillo como alejar las sandeces y la demagogia de un arte tan de verdad. Le pido, y me atrevo a hacerlo también en voz de aficionados y profesionales, que cuando concedan el permiso de griterío, con todo su derecho, lo hagan lo más lejos posible del maravilloso coso de El Baratillo. Muchas gracias.

Atentamente, una aficionada.

Twittear