Berlusconi e Irene Montero I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

CRV > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Carísima  (y deseadíssssimmma) Montero.
Por montera me pongo il mondo, que es mio, yo, Il Cavaliere, y abrazo la causa animalista de los animalejos y me piace decirte que ofrezco todo mi status a la causa. La tuya, la de Podemos, la de Ruth Toledano y la de tantas (los tantos, sinceramente, cara Irene, no me gustan, io sono un uomo sin interrogantes) que habéis comprendido al fin que la política es la ciencia de conseguir más votos que el contrario. Te cuento un secreto. Un día me dije, bellísimo Silvio, si ya tienes mas dinero que nadie, puede tener más votos que nadie. Conseguir votos es una tarea fácile, bellísima Irene, pues si el populi anda deseoso de dar amor a los perros, demos derechos a los perros y logremos los votos de ellos. Más adelante lograremos que voten los perros y los gatos, tenme fe. 

 

Te escribo con mi pluma de oro de siete mil euros que tiene forma de juguete sexual, pero que no lo es. Cada cosa a su tiempo y en su lugar. No hagas caso, Irene, de las sentencias de los jueces por el Caso Ruby, que me condenaron de forma malintencionada por corrupción e incitación de menores a prostituirse. Yo no pago por sexo, yo hago regalos por sexo. Además, la chica mora, perdón, la chica árabe, parecía tener más de 18 años y, dime, quien pide la edad al sexo (aquí puedes poner amor, si te piace Y esas fiestas de las que dicen  eran bacanales, tan solo eran reuniones de amigos y empresarios con mujeres, es decir, el sexo contrario. Todo en un orden hombre/mujer impecable. Y ellos vestidos de Armani y ellas de los mas lujoso. La diferencia de edad, ya sabes, la acortan los euros. 

 

Tampoco hagas caso, amadísima y deseadísima Irene, de lo malvado de mi dinero y poder pues yo no soy del pueblo y no soy el pueblo, el pueblo es mío. ¿ves la diferencia?. Y vosotros, populistas, sois mi pueblo amado. Coincidimos pues en la búsqueda del poder, que, te explico por experiencia, lleva implícito filosóficamente dinero, sexo, votos, perros, gatos, perras, gatas y todo lo necesario para el pan y circo que dicen es asunto de Mussolini, Franco, Hitler, Stalin, Nerón o Caligula. Grandes líderes que entendieron la relación pueblo/poder. Por cierto, algunos de ellos ordenaron las leyes más avanzadas de bienestar animal. Te cito: Hitler y Stalin. Los dos demonios opuestos del infierno. Un día lograremos, amada Irene (me disculpas el inciso: ¿que talla de copa usas?, para poder enviarte lencería de seda marca que desees) que el Cielo y sus ángeles se apunten a esta causa por el poder sobre el hombre a través del animal. 

 

Sotovoce, te comento que quizá invierta en las multinacionales del mascotismo, que es negocio rentable y legal. Un consejo que os doy pues Maduro está maduro y va durar dos días. Te declaro mi amor implícito de sexo con oro y diamantes y mi alianza populista para lograr el poder. Tratemos al pueblo como pueblo y al perro como mas pueblo y terminemos con todos los pueblos rurales y socios y sin Armani de esta Europa de espigas. Mis respetos a Ruth Toledano, esa animalista que tiene como icono a Nietzsche y a su caballo. Sabrás, bellísima Irene, que Nietzsche puso el embrión para el super hombre de la raza aria nazi, que determinó el papel de la mujer para parir super hombres. Lista esa Ruth, lástima no tan bella. La invitaremos no obstante a abrir las puertas de los Maserati en las fiestas donde tu serás la reina del pueblo.

 

Mis consejos a Pablito: que vista algo mejor, con mejor olor. Que ser populista con ese aspecto limita el target, pues populismo hay en los barrios mas ricos de mi Roma y al otro lado del río. Perros y gatos los hay en todas partes. Luchemos todos por sus derechos que nos harán mas pueblo y mas fuertes. Primero su Código Civil, su Constitución, luego su derecho al voto y hasta derecho al veto sobre el hombre. Ya sabrás que en Europa, con 12 millones de refugiados (habría que mandarlos a la mar)  y mas de 20 millones de humanos en el umbral de la pobreza, contamos ya con casi 60 millones de mascotas (sólo las censadas) para las que necesitamos una superficie superior a la de tu país para darles comida, bebida y demás necesidades.
 
Te ofrezco mi amore y mi sexo de Cavalliere (todo menos zoofilia, eso no me piace)
 
Firmado:

Il bellissimo Silvio de la juventud eterna por la Gracia de los Dioses. César de los animales, líder amantísimo de las mascotas.

 

Post Data: tratad de sustituir a Doña Carmena, pues ciertas fiestas se arman sólo con esa edad en lo masculino. Tu me entiendes.
Nota del autor: toda coincidencia de lo escrito con la realidad ha de ser fruto de una ficción que supera a la realidad en estado de máxima coincidencia.