icono-sumario Simón Casas comparte su opinión sobre las novilladas

icono-sumario ‘Las novilladas de Madrid son un vector de destrucción masiva de novilleros’

icono-sumario ‘Esto es culpa del sector, que nunca ha sido capaz de pensar en su futuro’

simon casasSimón Casas, sobre la situación de las novilladas I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

El empresario Simón Casas ha querido ponerse en contacto con Mundotoro para expresar su apoyo al Editorial ‘S.O.S. novilladas’, publicado este mediodía por este medio acerca de la urgente revisión que precisan las novilladas y los novilleros en Las Ventas. Para el gestor francés, ‘las novilladas de Madrid rozan el concepto de crimen en contra de la Humanidad’, una contundente frase que argumenta de la siguiente manera:

‘Ya se sabe que en la coyuntura de la economía taurina actual han disminuido enormemente las oportunidades para los novilleros, por lo tanto, la mayoría de los novilleros programados en Madrid llegan a la primera plaza del mundo sin la preparación necesaria para dicha responsabilidad. Y en vez de ayudar al bien del futuro de la fiesta y con humanidad, sentido común y sensatez a dichos novilleros, se le echan unos novillos que tienen mas trapío de toro-toro que de novillo, sin tener en la mayoría de los casos procedencia de máxima garantía.’

Por estos motivos, para Casas, ‘las novilladas de Madrid en vez de ser un vector de preparación para los novilleros constituyen a día de hoy un vector de destrucción masiva de novilleros y tendrían que ser un vector de promoción de la Fiesta de cara al exterior, al turismo. Muy al contrario, se resume más bien en una fábrica de antitaurinos’.

Casas alerta de la terrible situación a la que se enfrentan los novilleros cuando llegan a Las Ventas: ‘Nos encontramos ante unos hechos indignos de la condición humana, que es abusar del débil a cambio de un honorario de mínimo sindical que no le deja ni para comprarse un bocadillo, en contra del interés general de la Fiesta de los toros que necesita un camino de aprendizaje para los novilleros y todo esto, con los resultados que se conocen: más sangre que triunfos. Evidentemente sin riesgo no hay fiesta brava, no hay grandeza, pero de toma de riesgo a algo parecido a heridas obligatorias, heridas anunciadas, ya que hay heridos graves en casi todas las novilladas, hay un paso inadmisible. Estos hechos se agravan cuando se toma en cuenta que además la mayoría de los espectadores que están en la plaza en el verano son turistas. Considero que a los aficionados a los toros nos interesa pasar un mensaje positivo de la Fiesta y no mensajes bárbaros’, dice Casas.

Casas confía en que el próximo pliego de condiciones de Las Ventas tenga en cuenta estas consideraciones: ‘En conclusión, esto no es culpa de la empresa de Madrid, esto es culpa de todo el sector taurino que nunca ha sido capaz de pensar su futuro, por tanto el futuro de la Fiesta en nuestra época. Esto es fruto de pliegos de condiciones inadaptados. Espero que el próximo pliego de concesión de la plaza de Madrid haya tomado en cuenta de manera muy específica lo que acabo de cualificar como crimen en contra de la Humanidad’.

Finalmente, Casas termina diciendo: ‘Ahora bien, la problemática de las novilladas es una más de las problemáticas del futuro de la Fiesta: la Fiesta no tiene ningún tipo de subvención económica, la Fiesta no tiene ningún tipo de apoyo político, por lo tanto, su mercado de producción está condenado a la asfixia. No hay producción de arte que pueda sobrevivir sin financiación, sin economía coherente, si se gestionaran los demás sectores artísticos igual que la Tauromaquia, ya no existiría ni la ópera, ni el cine, ni el teatro, ni la música, etc, etc… La responsabilidad de los políticos es de respetar y de proteger un patrimonio histórico del pueblo, arte mayúsculo. que se llama la Tauromaquia y la proteccion de la Tauromaquia pasa al igual que para todas las artes por una reflexión aguda y bien pensada de la economía de producción del arte del toreo’.

‘Hablo con mi corazón. Hablo con mi experiencia, con mi pasión, con mi profundo conocimiento del arte del toreo, y digo todo eso para dar un toque de atención a los múltiples factores necesarios para la protección de la Fiesta en el futuro y en este caso también terminando por donde empecé, para afirmar que considero que no se puede tener afición a la tauromaqauia sin declararse firmemente humanista. Por eso he denunciado al principio de esta entrevista las condiciones inhumanas de producción de las novilladas de Madrid. Y termino reafirmando que no acuso a la empresa porque más bien la considero a ella también como víctima de un sistema‘, concluye.