icono-sumario Fernando Robleño y Alberto Aguilar cierran la feria

Alberto Aguilar, en hombros en Ceret I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Ceretlinea-pie-fotos-noticias

Alberto Aguilar tenía en la cabeza conseguir lo que solo habían alcanzado dos toreros en los últimos veinte años: salir en hombros de Ceret. Fue en ese momento cuando brindó el sexto a Fernando Robleño, precisamente junto con Javier Castaño, el último gran triunfador de este reducto francés. Una utopía o un imposible pero lo consiguió de forma rotunda. El madrileño toreó como en su mejor versión en una tarde que tiene que valer.

La corrida de José Escolar tuvo de todo. Del peligroso y orientado, al encastado, siempre dentro de un trapío y unas arboladuras descomunales. Fernando Robleño, que en Ceret es un ídolo, no estuvo acertado a meter la espada al primero con el que tenía las orejas en la mano.

El sexto dio espectáculo en el caballo. Se movió en banderillas e Iván García pudo poner un par monumental. Aguilar quiso desde el primer momento cortar la oreja que le faltaba para abrir la Puerta Grande. Se quedó quieto, tragó y alargó los muletazos de un toro encastado no sin complicaciones. Una gran estocada fue la culminación de una tarde importante.

El cuarto no terminó de entregarse en los primeros tercios. Aguilar tuvo paciencia para hacerlo en la muleta hasta que rompió en el toreo al natural. Por ahí el toro humilló y tuvo recorrido. El torero madrileño cerró con unos bellos remates por abajo. Mató de estocada fulminante y cortó una merecida oreja. Tuvo mucho peligro el segundo. No le permitió a Alberto Aguilar más que defenderse, montado y queriendo coger. Estuvo hábil con la espada pero necesitó del descabello.

Se estiró a la verónica para recibir al cornalón tercero. Robleño lo puso tres veces en el caballo aunque el toro no dio el juego esperado. Tras un soberbio par de Miguel Martín, el madrileño tuvo oficio para solventar los problemas que le proponía el toro. Consiguió ponerlo todo y llegar al tendido en un final in crescendo. La espada volvió a manchar una digna actuación.

Fernando Robleño firmó una actuación de nivel frente al primero. Ya con el capote supo lidiarlo y lo lució en el caballo. Se dobló con él Robleño que dejó buenas tandas sobre la mano derecha. La espada evitó el premio. Se complicó la lidia del quinto en banderillas. El imponente cárdeno también fue complicado en la muleta y Robleño tragó para sacarle todo lo que tenía. La espada entró al segundo encuentro.

Hierro de José Escolar - España Plaza de toros de Ceret. Última de abono. Lleno en los tendidos. Toros de José Escolar, el sexto fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Bien presentados y de juego desigual. Bueno el primero y sexto, peligrosos segundo, tercero y quinto. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Robleño, ovación, ovación tras aviso y ovación tras aviso;
Alberto Aguilar
, silencio, oreja y oreja.
Saludó tras parear al primero Jesús Romero, Miguel Martín tras hacerlo al tercero e Iván García en el sexto.