C.R.V
Seguir a @Mundotorocom

Madrid (España).Cuando El País Vasco era otra cosa y Bilbao la capital de otra cosa, el  País Vasco y Bilbaosalían en la tele para lo del Athleticy por la otra cosa, los tiros. La imagen de esta bendita tierra era la inseguridad, la incomodidad, el miedo, la bala. Era así en parte, pero en absoluto era así todo. En Bilbaola gente reía también, comía mejor que reía, bebía del mismo modo que comía y algo más que reía. Pero su imagen era el olor de la pólvora. Y un alcalde, sin duda alguna el mejor alcalde que haya dado la democracia para los toros, buscó el cambio de esa imagen a través de la normalidad: La fiesta. Y decidió televisar corridas de toros por TVE 1.

Fue una apuesta mediática para lanzar un mensaje distinto sobre tu tierra y sus gentes y una puesta para que los toros fueran el soporte de esa imagen. Nunca ningúnalcalde o político le dio tal honor, tal fe, tanta apuesta, a la fiesta de toros. Ningún alcalde, ningún presidente de Comunidad o de Gobierno, ha sido tan fiel, tan leal al toreo como Iñaki Azkuna. En un país donde los nacionalismos se instalaron en el antitaurinismo más radical por ser moneda de cambio antiespañola, seña de anti identidad, Azkuna le echó dos cosas que le faltan a los políticos: cojones y talento.

Hablemos clarito. Años y años apostó por el toreo mientras en su propia ciudad crecían los antis, crecían en la política de su ciudad y  en su Ayuntamiento y en el Gobierno Autonómico. Mientras a pocos  kilómetros, Donosti, un alcalde socialista dejaba morir al toreo, dejando la autoría del muerto a Bildu. Nombre y apellidos: Odón  Elorza, que no sé como es, pero en lo que me aplica y pica, forma parte de la cobardía moral y del rastrerismo político del PSOE con el toro. Y con los nacionalismos separatistas. Fuera máscaras.

Que no saque el pecho el PP. Porque como Azkuna, nacionalista por corazón y apego a su tierra y a sus gentes y a su prosperidad, hizo más por los toros que todos los del PP juntos en toda España. Las boutades ‘chelis’ de Doña Esperanza acunando con tópicos de banderita al toreo mientras lo desangraba económicamente en Las Ventas con sus pliegos de condiciones, son filotaurinismode salón. El que si hacía falta ponía la leña era, fue y será este alcalde de cojones y talento. Un hombre, un tío, un político. El alcalde de los toros. Se le va a echar de menos. Ojalá Juanma Delgado y toda la Junta Administrativa de Vista Alegre tengan en el sucesor de Azkuna el mismo apoyo.

FOTOGRAFIAS: ELCORREO/MUNDOTORO

Twittear