Del Álamo, en Colmenar Viejo I MUNDOTORO linea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Colmenar Viejolinea-pie-fotos-noticias

El talento de Ferrera y el temple de Juan Del Álamo fueron los argumentos de la cuarta de la Feria de Los Remedios, que quedó marcada por la sobrecogedora cogida al subalterno Javier Valdeoro en el primer toro. Quedó lesionado de pronóstico reservado el banderillero, que fue llevado al Hospital con una ‘contusión en la pala ilíaca derecha y en la articulación sacro-iliaca derecha con probable lesión del nervio ciático mayor’. La espada le privó al salmantino de pasear un trofeo del quinto, mientras que Perera se estrelló con un deslucido lote que no le dio opciones.

La corrida comenzó con un sobresalto cuando el primero volteó aparatosamente a su subalterno Javier Valdeoro en banderillas. La cogida sobrevino cuando el animal, que marcó muchísimo querencia y buscaba siempre toriles, le ganó la cara levántándolo por la corva en un derrote muy seco siendo volteado después en una severa paliza. Fue trasladado a la enfermería y posteriormente al Hospital de La Paz. El deslucido y rajado astado no le dio opción alguna al extremeño y fue silenciado.

Después sí pudo exhibir su talento frente al cuarto, un toro de Valdefresno que sacó fondo y al que el extremeño toreó con reposo en una labor se ligazón y personalidad. Exprimió Ferrera a su oponente pero el acero se interpuso frente al triunfo y se esfumó la oreja. Saludó una ovación.

La espada privó a Juan del Álamo de pasear la oreja del tercero, un toro noble pero justo de raza y fuerza al que toreó con primor en una labor plena de temple y de asentamiento. Bien el salmantino que toreó con gusto y sabor en una faena que tuvo pasajes muy notables sobre el pitón derecho. Ovación con saludos tras aviso.

También se rajó el sexto pero le buscó las vueltas con ímpetu y ambición Juan del Álamo, que apretó el acelerador a base de firmeza y una actitud radiante. Seguro y decidido el de Ciudad Rodrigo que estuvo muy por encima de su oponente en una faena vistosa. Ovación.

No rompió hacia adelante el segundo, un precioso burraco que tuvo fijeza pero ningún fondo. Seguro frente a él Miguel Ángel Perera que puso técnica y tesón. Se estrelló luego frente al deslucido quinto, un ejemplar que se rajó muy pronto y que se violentó durante el desarrollo de la lidia. Labor tesonera pero sin ningún brillo.

 

Hierro de Valdefresno - España Plaza de toros de Colmenar Viejo (Madrid). Cuarta de la Feria de Los Remedios. Más de media entrada. Toros de Valdefresno, de buena presencia pero de deslucido comportamiento, nobles pero sin raza. El de mejor juego fue el cuarto aunque también se rajó. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Ferrera, silencio y ovación;
Perera, silencio en su lote;
Juan Del Álamo, ovación tras aviso y ovación.
PARTE MÉDICO DE JAVIER VALDEORO: Contusión en la pala ilíaca derecha con dolor muy selectivo sobre ella, así como en la articulación sacro-iliaca derecha y se detecta probable lesión del nervio ciático mayor. Pronóstico reservado. Trasladado al Hospital de La Paz en UVI Móvil. Firmado por el doctor Enrique Crespo.