icono-sumario Decimoctava de la Feria de San Isidro. Mano a mano Diego Ventura-Leonardo Hernández. Toros de Carmen Lorenzo, San Pelayo y El Capea

Vídeo resumen de la 18ª de San Isidro I PLAZA 1linea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Como Su Majestad, Santiago Martín. Se coronó Rey. Y alcanzó el récord de S.M. El Viti. Insuperable marca. Que nadie antes había logrado igualar. Parecía imposible. Pero hoy Diego Ventura lo consiguió. Nada más y nada menos que catorce. Catorce Puertas Grandes… Y en Las Ventas. Dirán que a caballo es más fácil. Pero ahí está el logro, para quien lo quiera intentar. Ventura, catorce veces Rey de Las Ventas, con tres orejas, que pudieron ser más de no pinchar al quinto. Cumbre su tarde, colosal, en tres actuaciones extraordinarias. Sublime la que le firmó al buen tercero, al que incluso se atrevió a poner un par de banderillas sin cabezada con su famoso ‘Dólar’. Faenón de dos orejas, a la que sumó la que paseó al abrir el esperadísimo duelo con Leonardo, que también se coronó Rey de Madrid. Otro coloso, que no falló a su cita con una Puerta (Grande) que pareciera la de su alcoba, de tan familiar que le resulta. Extraordinario, en tres actuaciones de categoría, con una corrida de El Capea de nota, con clase, ritmo y fijeza que puso alto el listón de las corridas de rejones de lo que llevamos de San Isidro.

También empezó poniendo alto el listón Ventura en el primero que abrió el mano a mano de titanes. Embistió con nobleza, movilidad y ritmo de salida ‘Veleto’, el toro de Carmen Lorenzo que abrió el duelo. Ventura lo llevó muy cosido a la grupa de ‘Lambrusco’, con el que puso el primer rejón de castigo. Arriesgó enormemente con ‘Sueño’, con el que lo templó con maestría en el galope de costado y por los adentros, terreno en el que a punto estuvo de ser prendido el equino en un trincherazo inverosímil en el que literalmente apenas no había espacio entre el caballo y las tablas. Magnífico. Se lució también clavando una banderilla con ‘Nazarí’, de frente, con pureza. Y después en una rueda de cortas con ‘Remate’, en una gran actuación, muy intensa, en la que poderoso, dominó a su oponente, que tuvo transmisión. Medio rejón en lo alto que hizo rodar al toro y paseó la primera oreja de la tarde.

Al tercero, de nombre ‘Mercenario’, del hierro de El Capea, más fuerte y hondo que sus hermanos, Ventura le colocó un solo rejón de castigo montando a ‘Añejo’, con el que le dio dos auténticos muletazos de temple exquisito con la grupa. Tuvo que llegarle mucho con ‘Roneo’ en una banderilla de poder a poder, arriesgando después en el galope de costado, siendo tocada la montura ante un astado que aunque noble, no tuvo la condición de los dos primeros. Por eso Ventura imprimió ese riesgo y esa emoción después también con ‘Fino’, en la corta distancia, con gran exposición, para colocar otras dos banderillas con impresionante aguante, esperando la arrancada del toro en ese terreno tan escaso. Brillantes piruetas rematando esa suerte y el público entregado. Acortó distancia también con ‘Dólar’, al que de manera sorprendente le quitó la cabezada, -en Las Ventas, sí-, para colocar una banderilla de enorme mérito a dos manos. Cumbre. La plaza, en pie. Rueda de cortas con ‘Remate’ para rematar, nunca mejor dicho, con un rejonazo sin puntilla una faena grande, con mayúsculas. Dos orejas. Completísima labor, de principio a fin. Extraordinario Ventura.

Salió con muchos pies de toriles el quinto, que tuvo buen son en esos primeros compases. Un rejón de castigo le puso Ventura con ‘Guadalquivir’. Volvió a sacar a ‘Sueño’ para colocar una banderilla a caballo parado y después para volver a meterse por los adentros, sin apenas espacio, con torería y temple ante un toro que, aunque noble y con calidad, tuvo poca duración. Muy en corto, otra banderilla, extraordinario. Temple con ‘Nazarí’ en el galope de costado y exposición en banderillas. Impresionante ‘Ritz’, que con el toro muy parado, no se dejó sorprender en la arrancada para colocar otro rehilete. Por eso arriesgó Ventura después con esta cabalgadura, viéndose comprometido aunque sin consecuencias. Otra importante actuación de Ventura, al que un pinchazo, rejón y descabello le hicieron que todo quedara en ovación.

Salía suelto de salida el segundo. Leonardo trató de fijarlo a lomos de ‘Estoque’, con el que puso un solo rejón de castigo. Hubo emoción y riesgo con Sol, con el que se dejó tocar con los pitones la montura en un galope de costado de gran intensidad en un tercio de banderillas muy vibrante ante un astado que tuvo celo, movilidad y transmisión. Soberbios los pares de banderillas clavando al pitón contrario con ‘Despacio’ en una faena de gran exposición, de frente y en corto. De poder a poder después, con una facilidad pasmosa, con verdad y de forma soberbia un par a dos manos que hizo rugir a Las Ventas. Remató con una rosa con ‘Xarope’ en una importante actuación. Mató de rejonazo con un toro que tuvo una muerte de bravo. Idéntica a su condición. Oreja de ley.

Tuvo nobleza y buen son nada más salir al ruedo el cuarto, del hierro de Carmen Lorenzo, al que Leonardo decidió poner dos rejones de castigo con ‘Picasso’. Con mucho compromiso, colocó la primera banderilla con ‘Verdi’, con el que llevó imantado al toro a su grupa en una vuelta al anillo casi completa. Buen toreo por los adentros, con temple y otra banderilla más, con brillantez. Se lució ‘Charro Cantor’ con sus piruetas, con emoción, llevando al toro a milímetros de la cabalgadura, dejandose tocar con los pitones, con exposición. Pureza en las banderillas ante un astado que tuvo buena condición, pero que fue a menos. Rueda de cortas con ‘Xarope’. Remató de rejón en lo alto, aunque tuvo que echar pie a tierra para dar un golpe de descabello. Asomaron leves pañuelos, pero eso fue lo que hizo que el público no se echara para adelante para pedir una merecia oreja.

Bonito fue el inicio de la labor de Leonardo al sexto, al que dejó galopar de salida antes de colocar el primer rejón de castigo. Extraordinarias banderillas clavó con ‘Calimocho’, ante un animal que con buen son, tuvo poca duración. Formó un lío con ‘Despacio’ con un par magnífico a dos manos que puso la plaza boca abajo. Remató con una banderilla corta con ‘Xarope’ en una labor de mucho mérito, emotiva, en la que hizo todo lo que pudo. Un rejón en lo alto y dos descabellos, antes de que la plaza se inundara de pañuelos blancos. Merecida oreja. Y Puerta Grande también para Leonardo, que salió en hombros con Diego Ventura en una gran tarde de rejoneo. Para la historia.

Hierro de Carmen Lorenzo - España Plaza de toros de Las Ventas. Decimoctava de la Feria de San Isidro. Mano a mano. Lleno. Toros de Carmen Lorenzo (1º, 2º y 4º), San Pelayo (5º y 6º) y El Capea, de buen juego, con clase, ritmo y fijeza. Con emoción y transmisión los tres primeros. Hierro de San Pelayo - España
Diego Ventura, oreja, dos orejas y ovación;
Leonardo Hernández, oreja, ovación y oreja.