Espectacular imagen de los forcados I PEDRO BATALHAlinea-punteada-firma1

FRANCISCO MORGADO > Moita (Portugal)linea-pie-fotos-noticias

En una corrida concurso, donde los toros son todavía más estrellas, cuando su desempeño es flojo, todas las perspectivas vienen abajo. Esta fue una corrida así. Poco caliente, triste porque ‘cuando los toros se paran, para el toreo’.

João Moura Jr. Lidió un ejemplar de Veiga Teixeira que en los inicios del tercio de banderillas dejó de investir, por ventura mermado por una caída de manos, arrastrándose por el suelo. No reaccionaba a los hierros y tan poco perseguía los caballos. Su segundo fue un Prudencio, feo de cuerpo, montado, a investir por cima, pero que sacó algo de casta, permitiendo una lidia solvente de Moura, todavía sin salir de la medianía.

A João Telles le tocaran los hierros de Fernandes de Castro y Murteira Grave. Si en lo primero no había materia prima para grandes cometimientos, por las desinteresadas embestidas de su enemigo, con el de Murteira podría João Telles haber armado un tacazo, caso le diese distancias y cites largos. Lo toro mostró clase en sus arranques, era un toro serio y cuando acometía en los capote ponía el morro por los suelos. Fue justamente el ganador para lo trofeo de Bravura.

Francisco Palha, que lidio el tercero y sexto, sorteo los ejemplares de Ascensão Vaz y António Silva. El primero, un jabonero bonito y rematado de carnes, pero con una cornamenta muy abierta, que no acompañaba la estampa del cuerpo, el jurado le concedió el premio de presentación. Su comportamiento en plaza fue engañador, porque alinda que saliendo de largo venia suelto y distraído, entrando mal en los encuentros con su lidiador. En resultado de eso, Francisco Palha tuvo muchas entradas en falso y la lidia se arrastró. El que cerró plaza, de hierro Silva, manseó de principio al final, dando escasas opciones a su lidiador, que procuró, las suertes más idóneas para solventar lo compromiso.