Zapata y Villa I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

CRV > Méxicolinea-pie-fotos-noticias

Se me había pasado, pero un 4 de diciembre, Zapata y Villa firmaron el llamado Tratado de Xoximilco para mentarle la madre al Presidente Venustiano Carranza. En este acuerdo de los dos bigotudos mas recios del la revolución, le mentaron la madre al presidente Venustiano Carranza, que también era bigotududo, pero de cuna y rico y con mostacho a lo prusiano (Zapata y Villa lo llevaban a la mexicano) porque al pendejo de Carranza le valió madre lo firmado hacía poco en Aguascalientes. Entre otra cosas, la reforma agraria. A Carranza, que de revolución le latía apenas tantito, y nada de lo del reparto de tierras, ya le habían avisado Zapata y Villa. O la reforma o se te lleva la chingada.

Asi que, de forma impensable, los dos generales sin escuela militar, se organizaron: crearon División del Norte y el Ejercito Libertador del Sur y acordaron la guerra para imponer unas nuevas elecciones en las que ambos, dijeron, más se presentarían para ser elegidos. ¿Se imaginan?. Dos militares contra un Presidente Constitucional en busca de una reforma agraria campesina y sin animo de ser presidentes en unas lecciones que, al menos Villa, habría ganado. Esto sólo se da en México. Los dos generales entraron a caballo en la Ciudad de México con tanto desorden de bigotudos a caballo, fusiles, revólveres y cartucheras al pecho, como grandeza. Fue una época en donde unos luchaban contra unos y estos unos contra todos o contra la mayorìa de los muchos.

Quizá esté en el ADN mexicano los unos contra todos y los todos contra algunos y algunos contra pocos en una chingadera de rebeliones, alzamientos, traiciones (lo que se vivido desde el asesinato de Madero hasta la salida de Maximiliano) que vuelve trastornados a los libros de historia. Incluso antes ya se parió esta paranoia. En el grito de Independencia, Allende lanzo un ¡Viva Fernando VII¡, el rey mas absoluto que hemos tenido. No mames, vamos a hacernos independientes  de la Corona pero que viva el Rey. Y yo creo que ese laberinto no se ha ido del todo.

Ahora mismo no hay un torero con mas capacidad y mas tirón en los últimos años que Joselito Adame, pero entre pactos de Xochimilco, Convenios de Aguascalientes, reparto de tierras sin repartir, bigotes a los prusiano y a lo zacateco, Adame ha de pedir socorro a los que no son suyos para ser salvado de la balacera de los suyos. ¿Que ha hecho este hombre para andar entre las patas de tanto caballo? Pues hombre, si, el día de El Juli, regular. Al día siguiente, lidió un toro chico. Si. Oigan, no se hagan los pendejos: ¿cuántos mas chicos mató el ilustre Eloy Cavazos?. Pero no tiremos bala hacia México, no vayamos a revolucionar lo revolucionado sin haber revuelta.

Que levante la mano una figura española que el sexexio multiplicado por no se cuanto de Herrerías en La México, no haya matado, no uno, sino unos cuaaaantos toros chicos. Y que hayan estado regular una tarde o mas. Y si a Adame le ayudaron o arroparon en su  momento, no levante la mano una figura española que no haya hecho algo de siete y se le haya valorado en diez. Por tanto, uno nos sabe bien que pedo o que onda. Si es pedo, pues será por sabe quien que. Si es onda, pues que onda con Xochimilco.