CrNCgdYXYAQnIsIPañuelo naranja en Cuéllar I MARCOS SANCHIDRIÁNlinea-punteada-firma1

 

MARCOS SANCHIDRIÁN > Cuéllar linea-pie-fotos-noticias

‘Orégano’ fue un toro excelente. Siempre a más, con un recorrido excelente y de embestida encastada. Además tuvo presencia, seriedad y cuajo. Fue la guinda a una obra sentida de David Mora que tuvo relajación y empaque. La tarde fue grande porque también triunfaron Curro Díaz y Javier Herrero que ofrecieron sus credenciales: toreo de quilates y entrega absoluta. Seis orejas, un rabo, un indulto y triple Puerta Grande… ¿Se puede pedir pedir algo más?

David Mora indultó al número 37 ‘Orégano’ de Lagunajanda que salió en segundo lugar, un ejemplar extraordinario que siempre fue a más. Mora firmó una faena importante de mano baja, de trazo largo y muy templado. El toro se creció humilló con recorrido, y con una embestida muy encastada. El público se entregó cuando Mora se relajó, sobre todo al natural. La petición fue unánime cuando el torero fue a por la espada y el presidente sacó el pañuelo naranja. En quinto lugar salió un sobrero del Marqués de Quintanar muy justo de trapío y de pobre juego. Mora apenas pudo justificarse.

El tramo final de la faena de Curro Díaz al precioso cuarto -burraco, cortito de manos, cuajado y serio- fue de impresión. A una tanda apretando por abajo en el tercio y con dos pases de pecho hasta la hombrera contraria le siguieron unos remates por abajo de toreo caro. Con la plaza como una caldera recetó un estoconazo de premio, con el toro muerto cuando salió de los vuelos de la muleta. Cortó dos orejas. Abrió el festejo un toro sin fuerza y que derrotó en cada remate. Curro Díaz consiguió encontrarle el punto en el tramo final de la faena. Fue ovacionado.

Escalofriante fue la cogida que sufrió Javier Herrero con el sexto, un remiendo de El Canario. En el remate de un circular por la mano izquierda el pitón del toro se perdió en el pecho del segoviano arrancándole el chaleco. Fueron unos instantes tremendos. Volvió a la cara del toro, muy deslucido en los tres tercios, para firmar una actuación valiente y decidida. Su entrega le sirvió para cortar la oreja que le sirvió para salir en hombros.

Antes, exprimió al tercero a pesar de que el viento se hizo partícipe en el último tercio, lo que hizo más meritoria la actuación de Javier Herrero. El torero local toreó con lucimiento por ambos pitones con tandas muy ligadas y comprometidas. Mató de una estocada sin puntilla y cortó una oreja.

Hierro de Lagunajanda - España Plaza de toros de Cuéllar. Tercera de la Virgen del Rosario. Media plaza. Cuarto toros de Lagunajanda, el segundo Orégano No 37, negro de capa fue indultado, -bien presentados y de buen juego en líneas generales-, uno de Marqués de Quintanar, 5o bis, desrazado, y uno de El Canario, 6o, deslucido. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Curro Díaz, ovación y dos orejas
David Mora, dos orejas y rabo simbólicos y silencio
Javier Herrero, oreja y oreja