icono-sumario Curro Díaz, Juan Bautista y Sergio Serrano, con La Quinta

icono-sumario Quinta de feria en Albacete

Resumen de la tarde en Albacete I TAURINO-MANCHEGAlinea-punteada-firma1

MIGUEL FERNÁNDEZ MOLINA > Albacetelinea-pie-fotos-noticias

 

 

En el toreo no todo va de orejas. Es obvio que los toreros las buscan para triunfar, pero, por suerte hay conceptos y tardes que se basan en algo más que la obsesión por el trofeo. Se vio, por ejemplo, en la quinta de Albacete, que, sin orejas, dejó muchos detalles para analizar. En primer lugar el poso de Curro Díaz, aún con la cara hinchada del percance de Tarifa. Mitad arte, mitad conocimiento, al jiennense el Palco le dejó sin esa oreja que, tampoco nos vamos a engañar, ayuda. La vuelta al ruedo compensó y premió en parte una tarde muy seria con una corrida interesante de La Quinta. No rompió ningún toro en excelente, pero mantuvo el interés por presencia y juego. Juan Bautista se quedó por dos veces cerca de algo grande y Sergio Serrano gustó en el único cartucho con opciones que tuvo, porque el sexto fue el imposible del lote.

Curro Díaz, frescas aún sus marcas del golpe en la cara hace 48 horas, entendió pronto al exigente primero, un toro serio y de mucha cara que tuvo buen primer tramo de embestida pero acabó yéndose al cuerpo del torero. Citó en corto el jiennense para llevar al animal metido en los engaños y humillado con su natural torería. Ahí surgieron series estimables, especialmente por el pitón derecho, antes de que el animal se ‘enterase’ y desluciese el último tramo, porque cuando se veía sin ‘trapo’, buscaba el cuerpo de Curro -lo hizo tres veces-. No pudo haber rotundidad, pero sí chispazos de buen toreo..

El cuarto fue un torazo, por hechuras y presencia por delante. Pena que se parase tan pronto, porque le quitó resonancia a la seria faena de Curro Díaz, que esta vez tiró de insistencia para extraer muletazos largos y notables… siempre que el toro se los tragó. Algunos naturales, muy roto el torero y muy por abajo la muleta, fueron de nota. Labor de conocimiento por encima de otra cuestión. Lástima la falta de recorrido del animal. Otra vez certero a espadas, rozó una oreja pedida por el público. Dijo ‘no’ el Presidente y todo quedó en vuelta al ruedo.

Más estrecho de sienes, pero con igual seriedad por delante, el segundo tenía una bonita expresión. También calidad, aunque no demasiado celo. Ello condicionó una labor de mucha carga estética de Juan Bautista. El francés lo apostó todo al toreo de muñecas, componiendo con gusto y dejando muletazos suaves que llegaron fácil al tendido, por ambos pitones Labor de medida extensión -la que pedía el toro- mal rematada a espadas.

Comenzó de inmejorable modo la faena de Juan Bautista al interesante quinto, pero cuando se veía la cima, todo bajó de golpe. Y es que la calidad del quinto de Martínez Conradi, evidente en las series iniciales que permitieron a Bautista sentirse a gusto y torear de nota, se fue perdiendo. Y con ese empeoramiento también cayó la intensidad del trasteo. Muchos detalles y muchos ‘oles’ que no se concretaron.

Sergio Serrano abrió su tarde con el cariño de su gente en una sincera ovación antes de salir el tercero. Este empujó y derribó al caballo de turno antes de un meritorio quite por chicuelinas del local. Molestó el viento en el último tercio. A lo largo de su faena Serrano dejó ver las buenas condiciones de su toreo, por dibujo y planteamiento, especialmente al natural. Apostó por ese pitón -el izquierdo- por ser el más aprovechable de otro toro con mejor inicio que final. Sus derrotes quitaron limpieza y además acabó desarrollando peligro en un conjunto quizás excesivamente largo. Pinchazo y estocada cobrada en rectitud y varios descabellos. El sexto fue, en cárdeno claro, el garbanzo negro de la corrida. Toro desentendido, soso y sin calidad, tuvo a Sergio Serrano intentándolo todo. Poco más que eso pudo hacer el de la tierra en la que era su única oportunidad. No se le puede reprochar nada de su voluntad. Además, metido muy en corto, alguno robó… Se llevó otra ovación de cierre.

Hierro La Quinta - España Plaza de toros de Albacete. Quinta de la Feria de la Virgen de los Llanos. Tres cuartos. Toros de La Quinta, serios y bien presentados. Complejo y a peor el 1º, con calidad pero desrazado el 2º (ovacionado), con mejor inicio que final el 3º (aplaudido), parado y sin fondo el 4º, con calidad pero a peor el 5º (aplaudido) y 6º, manso y desentendido, el peor. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Curro Díaz, ovación y vuelta al ruedo tras petición de oreja.
Juan Bautista, ovación en ambos.
Sergio Serrano, ovación tras aviso y ovación.
Sergio Serrano saludó una ovación antes de la salida del tercer toro.