Video resumen de la segunda en la plaza de toros de Illumbe I TOROSTVlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > San Sebastiánlinea-pie-fotos-noticias

Debutaba esta tarde en la Semana Grande donostiarra y Curro Díaz demostró los motivos que le hicieron acreedor de dicho estreno. El de Linares paseó la única oreja de la segunda de San Sebastián tras porfiar con el bastote y brusco cuarto de una corrida de El Parralejo variada, porque, hubo un primero noble al que el jiennense toreó relajado y con suavidad, muy vertical hasta pincharlo. Y también porque el lote de Luis David, el mejor de la tarde, abarcó un tercero encastado y un sexto noblón, con el que Luis David demostró frescura y ganas. Desde su variedad con la capa hasta el enfibrado toreo de muleta. Sólo el descabello le alejó de pasear algún trofeo. López Simón, ovacionado, volvió a mostrar una línea ascendente, con el peor lote de la tarde.

Bastote y muy hondo, el cuarto de El Parralejo estaba por encima de los 600 kilos con holgura. Le faltó celo en el saludo capotero de Curro Díaz que, después, muleta en mano, le buscó las vueltas con tesón. Esfuerzo y actitud, esta vez, del jiennense que no pudo relajarse y hasta abandonarse como en su primero, porque, aunque humillaba, era brusco y reponía, pero que logró robarle varias tandas estimables con las dos manos. Destacó más el toreo en redondo. Le metió esta vez el acero hasta la yema y, tras una petición creciente, paseó el primer trofeo de la tarde en Illumbe.

Rompió plaza un toro fuerte, serio, bien presentado que abría la cara que tuvo codicia en el percal de Curro Díaz de salida. Se dejó pegar en varas y luego el jiennense, que dejó un saludo marca de la casa por bajo, supo hilvanar un trasteo lleno de suavidad y toreo relajado. Muy templado siempre, sin dejar que le enganchara los engaños en una embestida más atemperada y de clase tras perder ese ímpetu, Curro Díaz lo llevó cosido en la muleta para ligar varias tandas en redondo sin perderle pasos. Vertical. Muy erguida la planta. Lástima de los dos pinchazos previos, que dejaron todo en una ovación.

Cerró plaza un castaño serio y con trapío holgado, como toda la corrida para una plaza de primera, fuerte y con pecho, de imponente alzada. Lo saludó con variedad Luis David, que le pegó más de media docena de chicuelinas entre las dos rayas. Galleó después por rogerinas y hubo un precioso quite por zapopinas, una de ellas afarolada tremenda. Hilvanó después una faena compacta con argumento y buenos muletazos, en los que hubo reunión. Final por bernadinas sin ayuda milimétricas. Se volcó sobre el morrillo y hundió el acero hasta la empuñadura, pero se ‘amorcilló’ el de El Parralejo y el verduguillo no funcionó. Pese a ello, le pidieron el trofeo con fuerza, pero la autoridad no otorgó el trofeo. Vuelta al ruedo.

Luis David saludó al hondo y serio tercero con una larga cambiada para torear después a la verónica con cadencia. Hasta los medios lo llevó para rematar allí con la media. Tuvo ritmo y encastada condición el de El Parralejo, al que prologó la faena el azteca con varios pases de las flores a compás abierto para después torear el redondo. Fue una faena vibrante por la encastada condición del toro, que llegó con codicia a la muleta. Corrió la mano por ambos pitones con ligazón. El final, por ajustadísimas manoletinas. Sin embargo, el acero romo, pues pinchó y dejó una estocada perpendicular y caída en dos tiempos, le impidió pasear algún trofeo. Ovación como sus compañeros al ecuador del festejo.

Bien presentado y ensillado, el segundo mostró evidentes síntomas de descoordinación desde los primeros compases de su lidia. Apenas se le señaló en el paso por el peto entre las fuertes protestas del público, pese a ello, el toro pasó el corte. Lo toreó con mimo en redondo López Simón, porque el toro, pese a sus dificultades, tenía bondad. Quiso más que pudo en todo momento. Corrió la mano el de Barajas con gran actitud, pero la descompuesta embestida comprometía que se elevara el tono del trasteo. Hábil con el acero. Ovación.

A tres semanas de los seis años, el quinto fue otro astado hondo y con romana. Amplio de cuna. Lo toreó a pies juntos López Simón en un saludo brioso. A partir de ahí, el animal fue demostrando peor estilo y tendió a soltar la cara y defenderse en unas embestidas bruscas, sin entrega, muy desclasadas. Se desmonteraron Yelco Álvarez y Jesús Arruga con las banderillas. López Simón porfió con la muleta y, con el animal cada vez más reservón, desarrollando con más genio, recortó las distancias para meterse entre los pitones. Arrimón de contener el aliento con el animal midiendo siempre que, pese a no permitir ligar una faena estructura, fue valorada por el tendido, que le ovacionó tras ‘despenarlo’ de una estocada caída.

 

Hierro de El Parralejo - España Plaza de toros de Illumbe, San Sebastián. Segunda de la Semana Grande. Menos de media entrada. Toros de El Parralejo, bien presentados, serios y con cuajo. Destacó la nobleza de 1º y 6º, así como el encastado 3º. Incidencias: En el 5º, se desmonteraron Yelco Álvarez y Jesús Arruga con las banderillas logo-mundotoro-fichas-crónicas
Curro Díaz, ovación y oreja.
López Simón, ovación tras aviso en ambos.
Luis David, ovación y vuelta al ruedo tras petición.