Seguir a @Mundotorocom

Semana decisiva para que la empresa de Sevilla comience a cerrar carteles de forma definitiva. Como ya afirmamos el otro día, Canorea y Ramón Valencia, empresarios de la Maestranza, sí se han dirigido a todos los apoderados de los diestros que el año pasado decidieron ausentarse de forma conjunta: Manzanares, Morante, El Juli, Perera, Talavante. Entre otras cosas porque era condición ‘si ne qua non’demandada por toreros como Morante de la Puebla( Manzanares se ajustó con la empresa y se envió comunicado público fechas antes) y porEl Juli.

Lejos de la crispación del año pasado, hay que señalar que esta vez las conversaciones han tenido paz y hasta buen talante. Morante y Talavante habrían esperado a dar el ‘sí’ definitivo a la espera de que la empresa, efectivamente, se dirigiera a todos los apoderados. Al parecer, de todos ellos, el que desestimó negociaciones u oferta fue Miguel Ángel Perera. Aún no se sabe si la negativa es porque la oferta no gustó al torero o porque la figura pacense habría decidido no ir. 

Cumplido el ‘requisito’ de dialogar con todos, todo indica que habrá tres presencias ( Manzanares, Morante y Talavante) y que, con la negativa de Perera,sería El Juliquien también desestimara torear. No obstante la empresa aún no ha arrojado la toalla al respecto. 

Este año Canorea/Valencia pueden cerrar un buen cartel del Domingo de Pascua. Se habla de una posible alternativa, que podría ser Lama de Góngora,junto a dos figuras que serían Morante y Manzanares. Para este día señalado también podría cerrarse un cartel de lujo con Morante, Manzanares y un torero con gran predicamento en Sevilla: Alejandro Talavante. Otros que podrían tomar la alternativa son el extremeño José Garrido y el sevillano Borja Jiménez. Cosas que se irán confirmando estos días.

Respecto a Borja Jiménez y su paso al escalafón de matadores, hay quien apunta a la reaparición de Espartaco, la figura de Espartinas, localidad del joven novillero, para oficiar de padrino. Se habla de un cartelazo en la plaza de El Puerto de Santa María, con Morante de la Pueblade testigo.

Twittear