Plaza de toros de Beziers I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MICA CRESSENTY > Bezierslinea-pie-fotos-noticias

Cuando los elementos se ponen a la contra, tan solo unos pocos son capaces de sobreponerse. Ante una deslucida corrida de Miura, Javier Castaño y Medhi Savalli consiguieron cortar un trofeo para animar la tarde. El salmantino cuajó la mejor faena, mientras que el francés conectó desde el primer minuto con los tendidos.

Javier Castaño consiguió cortar la oreja del buen quinto. El salmantino protagonizó la faena de mayor contenido hasta el momento en la que destacaron dos series de derechazos muy templados y de mano baja. El segundo fue mentiroso porque fue tres veces al caballo sin empujar, incluso en la tercera se lo pensó durante el camino. Luego Castaño se encontró con un enemigo poco propicio para el lucimiento por su corto recorrido. Fue silenciado.

Savalli tiene una gran facultad para conectar con los tendidos. Colocó tres veces al Miura al caballo pero con pobre empleo en el peto. En banderillas formó un lío por su riesgo y variedad, sobre todo, con el último par al violín. En el último tercio el toro de la A con asas se desplazó sin clase y el francés lo toreó con muchos recursos y la muleta a media altura. Paseó una oreja tras una estocada y un descabello. Con el sexto apenas pudo justificarse.

El primer Miura fue muy largo y alto. Se encontró dos veces con el caballo sin emplearse demasiado. Ya con Robleño en la muleta, el toro se quedó cortó y soltando demasiado la cara en el encuentro. El madrileño estuvo valiente y tras una gran estocada recogió una ovación. En el cuarto la historia se redujo a intentarlo en vano ante un animal deslucido.

Hierro de Miura Plaza de toros Arenes de Beziers. Cuarta de feria. Dos tercios de entrada. Toros de Miura, correctos de presentación y difíciles. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Robleño, ovación y silencio;
Javier Castaño, silencio y oreja;
Medhi Savalli, oreja y silencio.