Imagen de Mundotoro previa al cambio de portal

Mundotoro, 15 años de historia I MUNDOTORO

 

 

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Hace unos 15 años el periodismo de toros era distinto. Salió entonces un proyecto liderado por uno de los mecenas menos reconocidos que ha tenido este mundo de entramados extraños y al, mismo tiempo, excelente, que es el toreo: Juan Pedro Domecq. La idea era clara: poner al contenido taurino dentro del mundo de las nuevas tecnologías. Años después, una nueva empresa tomó el revelo que, siguiendo el río de los tiempos, presenta hoy un nuevo portal. La idea, con los años encima, es la misma; el empeño, el mismo: que el contenido del toro sea eficaz, es decir, que forme parte natural de la sociedad. Un contenido más importante, cultural, mediático, moderno.

Pero un medio no es nada. No lo es si el toreo no se empeña en caminar hacia la sociedad, a normalizarse con ella, a embeberse en ella como  algo más natural del día a día. Ese es el déficit del toreo, cambiar el paso, dejar de comportarse como algo perseguido que se defiende,  para ser algo legal que acusa, denuncia, exige sus derechos. Los empresarios han de ser transparentes en sus cuentas, exigirse los pagos en blanco, cumplir con sus impuestos y abandonar los manejos de patio de Monipodio. Los toreros han de ser ocupar socialmente el lugar que les corresponde saliendo de la endogamia, penetrar en la vida intelectual, cultural, social y política, los ganaderos terminar con la deslealtad de su competencia, y criar el toro sano, fuerte, bravo, digno. Y exigir su dinero para que puedan criar a ese toro.

Hay que buscar el equilibrio. Fortalecer el toreo, hacerlo sólido por sí mismo para que esta sociedad vea sus virtudes, su potencial. Su inserción social. Cuidar a los públicos. No basta con campañas reiteradas de mas de lo mismo. Cuidar a los públicos significa ofrecer un espectáculo serio, digno, atractivo. que pasa por mejorar lo que hay, hacer una tauromaquia más previsible y fuerte: hacerla global en todos los países donde se celebra. Sólo una Fiesta fortalecida tendrá la capacidad para pedir, exigir. Somos un Patrimonio Cultural de los españoles y, pronto, un Bien Inmaterial. Hagamos valer la ley, exijamos se cumpla ley de forma natural, justa, normal. Con firmeza, con argumentos.

Somos los que somos. Muchos. Este medio contará con 40 millones de visitas al final del año. Salimos renovados un cinco del cinco de un año  que termina en cinco. El 5. Número que simboliza la aventura,el cambio. el azar, la apuesta, los nuevos horizontes. Disculpas por los fallos posibles que, sin duda, habrá, hasta que todo encaje. Son ya quince años de web, quince con sus contenidos. Una mirada atrás, nos hace ver una primera web casi con la nostalgia de la edad de piedra. Entonces era la gran novedad. Ahora traemos una nueva. Que pronto será vieja. Y habrá que renovarla.