MUNDOTORO
Seguir a @Mundotorocom

México D.F. (México)A un paso de la puerta grande de la México se quedó Eduardo Gallo. El salmantino perdió el triunfo con la espada en el quinto, después de haber cortado una oreja de peso del segundo de Rancho Seco en una importante tarde. Angelino de Arriaga pudo haber paseado otra del tercero, al que pinchó. El peligroso sexto hirió a su banderillero Juan Ramón Saldaña tras ser cogido de fea manera contra las tablas. Se estrelló con su lote Israel Téllez, que sufrió un corte en la mano izquierda con el estoque.

Gallocortó la primera oreja de la tarde después de darse un sincero arrimón frente al segundo, un toro con transmisión que fue a más y al que el salmantino planteó una labor de exposición basada en la mano derecha rozándole los pitones los muslos jugándose la vida. Mató de una fulminante estocada y paseó el trofeo.

Rozó la puerta grande en el quinto, al que toreó muy variado de capa con gran decisión desde su salida. Gallo brindó a su apoderado Mateo Carreño y firmó un artístico comienzo de faena, para después torear con temple a un toro que tuvo nobleza y transmisión para terminar acortando distancias con valor y enorme mérito. Después un final de manoletinas previo a un pinchazo y toreo de bernadinas para pinchar de nuevo perdiendo el merecido premio.

Téllez pasó a la enfermería a la muerte del cuarto para ser atendido de una herida de tres centímetros en la mano izquierda al cortarse con el estoque en su primero. El mexicano se estrelló también con el cuarto, un astado soso y deslucido con el que no tuvo opciones de lucimiento y con el que su banderillero Javier Escalante vivió momentos de apuro cuando resbaló al salir de un par de banderillas aunque el toro no hizo por él afortunadamente.

Israel Téllez solventó con voluntad y decisión las complicaciones del primero de Rancho Seco, un toro exigente al que extrajo muletazos de mérito y que incluso le propinó un seco derrote al entrar a matar, lo que hizo que el diestro mexicano se produjera un leve corte con el estoque en un dedo de la mano izquierda.

Se gustó y gustó en los lances de recibo a la verónica Angelino de Arriagaal tercero. Variado con el capote en el quite, toreó después con temple y mano baja con la diestra a un animal que fue noble por el pitón derecho y que tuvo calidad aunque fue acortando su recorrido hasta ir a menos en una faena que el mexicano alargó en exceso. No acertó con la espada y perdió una oreja.

El peligroso y complicado sexto no le ofreció ninguna facilidad, incluso cogió de fea manera contra las tablas a su banderillero Juan Ramón Saldaña, que fue herido en el glúteo y sufrió una luxación en el hombro.

Plaza México. Décima de la Temporada Grande. Muy pobre entrada. Toros de Rancho Seco, de juego dispar. Israel Téllez,silencio en su lote; Eduardo Gallo, oreja y vuelta al ruedo; y Angelino de Arriaga, leves palmas y silencio.
Twittear