icono-sumario Los españoles gastaron en alimentar a sus perros y gatos en 2014, 1.010 millones de €

icono-sumario En peluquería se facturaron 250 millones, más que todo el prespuesto de Cáritas

interior-mascota-animal-articulo-511x349
El ‘lujo’ animal I MEETLO.COMlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

El animal mascota es un buen negocio. En 2014 generó en España más de 2.200 millones de euros. Es de los pocos que ha crecido a un 3% durante la crisis, aunque antes lo hacía entre un 7 y un 9%, siendo un negocio más rentable y creciente que el del petróleo. La mitad de los hogares españoles tienen algo más de 20 millones de mascotas. Es decir, que en 2015 alcanzará una por cada dos habitantes hasta llegar a niveles de Francia, Inglaterra, Alemania o Estados Unidos. Los expertos de las empresas que abastecen y atienden a las mascotas han diseñado un plan para alcanzar facturaciones similares a las de estos países, pues aún estamos un tercio por debajo.

De esta forma, alcanzando el ‘status’ de las mascotas de esos países, llegaríamos a tener tantas clínicas veterinarias, de farmacología, centros de venta de comida, peluquerías, clínicas de embellecimiento, moda, complementos, residencias para verano y fin de vida y lugares de entierro…  como puedan existir para los seres humanos. ¿No se lo creen?. La multinacional británica Pets at Home cerró en 2014 con un valor bursátil de 2.500 millones de libras. Y no es la líder del sector. Banfield (del grupo Mars) tiene 900 centros veterinarios en Estados Unidos, Petco la duplica y PetSamrt tiene 1.404 tiendas. Es decir todos los Carrefour, Día, y otras grandes superficies en ¡toda Europa¡. La mayoría de las mascotas macho son castradas y las hembras vaciadas de sus aparatos reproductores.

Los españoles gastaron en alimentar (sólo a sus perros y a sus gatos mascotas) en 2014, 1.010 millones de euros. Los gastos totales per cápita en salud por mascota fueron de 600 euros. La comparativa con un ser humano es casi degradante, pues alcanzó los 2.300 euros, aproximadamente, según datos de la Organización Mundial de la Salud sumando gasto público y privado. Evidentemente en el mundo animal aún no hay gasto público. Las líderes del sector desean alcanzar el triple en cinco años. Los servicios veterinarios del año alcanzaron los 600 millones y en la peluquería se facturaron 250 millones, más que todo el presupuesto de Cáritas para ayuda de alimentación a los 8 millones de españoles que están cesados bajo el umbral de la pobreza. Dato quizá anecdótico es que los españoles, en plena crisis, gastamos cerca de 40 millones de euros en… arena para que los gatos hagan sus necesidades.

En España gastamos 1.100 euros anuales por mascota. En Reino Unido, 2.500 y en EE.UU. 3.500. Este negocio ha ‘reconvertido’ a empresas tradicionales de la alimentación humana o infantil, como Nestlé o Purina, cuya facturación para mascotas supera con crecer la de sus productos para humanos. El Corte Inglés se sumará en breve al negocio con grandes superficies de 300 metros cuadrados de guarderías y veterinaria, alimentación, juegos… El animal es el gran negocio del siglo XXI.