Video de Talavante en Pontevedra I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Pontevedra linea-pie-fotos-noticias

Torear no es pegar pases sino todo lo contrario. Con lo que apuntó la corrida, nobleza y calidad, pero que no dio del todo al faltarle fuerza, Talavante lleno el escenario con soberbia torera haciendo gala de una magestuosidad con sello propio. Debió cortar cuatro orejas porque así lo vio el público y así ha de ser: al palco decirle que torear no es pegar pases para un reglamento. Morante se trajo a Pontevedra todo lo torero de Gallito, tremenda torería en cada ir, venir, salir , andándole al toro, ceñirse con él. Y como siempre hay un damnificado: Cayetano. Con un toro inválido o lesionado y otro de aspereza creciente que le mando a la enfermería tras pasear la oreja cortada a puro huevo.

En segundo lugar, salió un toro noble y de calidad, bien presentado y con hechuras, que recibe Talavante con dos faroles y lances. Poco picado para cuidarlo, la faena fue con la intensidad a la medida del toro, muy bien, dosificando con mucho ajuste en los muletazos y siendo cumbres los muletazos con la mano derecha, además de sorprender en los remates con arrucinas. Una faena muy bien cantada por el público, que lo jaleó desde el principio al fin. Buen toro, faena sobresaliente y estocada fulminante aunque algo desprendida. Dos orejas pedidas con máxima fuerza. Gran bronca por no conceder más que una oreja y dos vueltas al ruedo. Gran momento de Talavante. La cagó el palco.

Con un toro medido de fuerza y noble, Talavante mezcló soberbia torera y toreo. Soberbio se torea en la medida que dan los toros y la faena a la medida del toro tuvo ceñimiento, tandas de trazo del caro, finales de chistera, aplomo en cada cite en cada muletazo de cuerpo encajado y en la forma de irse de la cara del toro. No es torear solo pegar pases y así se ha visto hoy. Media estocada en su sitio y petición de nuevo de dos orejas pero solo le da una con dos vueltas al ruedo y otra inolvidable bronca al palco. Le pidieron una tercera vuelta que se da con gusto. Y se habría dado más. Incomprensible. Talavante, respetuoso al máximo con el palco. Si hubiera querido o hubiera hecho un gesto. Queman la plaza.

Abrió plaza un toro bien presentado, fino de cabos, noble y bueno, pero justo de fuerza por lo que a veces le faltó terminar el muletazo. Morante lo toreó muy bien con el capote, realizó un quite y luego trató siempre de enjuagarse con torería con él, en tandas donde destacaron algunos muletazos con la mano izquierda al ralentí. Si el toro llega a tener un poco más de fondo, le forma un lío. Faena sobre todo muy torera y ajustada con el toro, tropezando a veces el engaño porque no podía seguir la tela hasta el final. Media estocada muy buena.

Con un toro fino y bajo, con tanta calidad como falta de fuerza, Morante regresó la torería de Gallito. Pausado y torero, siempre al ir al salir de las suertes haciendo de cada pausa un lleno de torear. El toreo de apertura a dos manos ya no se ve. No se ve esa forma de tratarlo con dulzura, pasándose muy cerca la embestida cansina del toro. Los inicios y remates gallistas de todo tipo, el arrimarse, tocando un pitón con un dedo para torear pausado y la preparación mental de la estocada, muy buena oír cierto, concedieron una oreja de ley. Muy torero.

El sexto, el menos grade de tipo y el más áspero al final, el único con esa condición. Cambió porque Cayetano lo toreo muy bien con el capote a la verónica y en un quite. Se puso más áspero el toro y tiró de raza el torero tratando de poderle por abajo, exponiendo. En una tanda larga con la izquierda, le echó mano y salió ileso de milagro, para volver a la cara del toro con arrestos y matarlo de forma impecable. Oreja de ley.

Después de dos toros buenos, sale uno de buen tipo y condición al que Cayetano recibió con dos largas de rodillas y buenos lances. En banderillas, el toro se va a toriles dos veces, mezcla de una posible lesión y/o falta de fuerza. Paciente Cayetano, se lo sacó a los medios pero a pesar de su buen trato, llevándolo muy despacio, el toro no puede. Se va a por la espada. Pinchazos porque el toro no ayuda. Fue silenciado.

 

Hierro de Daniel Ruiz - España Plaza de toros de Pontevedra. Tres cuartos de entrada. Última de la Feria de la Peregrina. Toros de Daniel Ruiz. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Morante de la Puebla, oreja y oreja.
Alejandro Talavante, oreja con fuerte petición y oreja con fuerte petición.
Cayetano, silencio y oreja.