Minuto de silencio por Victorino y Domingo Hdez en Olivenza I PRENSA FITlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Olivenzalinea-pie-fotos-noticias

Ginés Marín ratificó su candidatura a algo más que capitanear la generación del futuro de la Tauromaquia. Tampoco fue el suyo un triunfo de casa, ni mucho menos. Fue la constatación de que su proyecto es mucho  más que una ilusión. Y eso que el juego de los toros que cerraron feria no fue el esperado, pero, más allá de los premios están las sensaciones. También Ferrera prorrogó sin trofeos su imagen matinal. Uno y otro contarán entre los destacados al final de la campaña que ahora comienza.

Abrió plaza un toro de Zalduendo, bien presentado, humillador pero de escaso fuelle. Ferrera, como en la matinal no puso banderillas. Faena templada, muy a favor del toro. Hubo una buena tanda por cada pitón pero la condición del toro impidió que aquello calase más en los tendidos. Se echó con solo dos pinchazos. Silencio.

El segundo tuvo el hierro de Garcigrande. Vareado de carnes y con celo de salida. Las verónicas de saludo y en un posterior quite tuvieron sello y compás. El toro tuvo la tendencia a meterse por dentro. Ginés estuvo resolutivo por ambos pitones aunque el animal puso muy poco de su parte. Lo mejor, junto al capote, el espadazo final. Oreja.

Se ovacionó de salida al tercero de Victorio Martín. Un animal que fue una presa. Complicado, sin terminar de pasar y siempre pendiente de la anatomía de Ferrera. Hizo el esfuerzo el torero extremeño, que robó literalmente una tanda de mucho mérito en redondo justo después de haber sido arrollado cuando intentaba el toreo en redondo. Ocho pinchazos antes de media caída dejaron sin premio final a Ferrera. Saludos tras dos avisos.

El cuarto de Victorino tuvo distinto tipo y comportamiento que el anterior. Más estrecho de sienes y sin tan malas intenciones como el tercero. Sin embargo, siempre llegaba a la muleta de Ginés al paso y salía con la cara por las nubes. Tuvieron mérito los naturales de Ginés al tragar mucho en el sitio las inciertas embestidas del gris. Pero una estocada que hizo guardia y varios pinchazos le alejaron de cualquier posibilidad de premio. Saludos tras aviso.

El quinto llevó el hierro de Domingo Hernández. El susto llegó en el inicio de faena. Perdió pie el torero y a punto estuvo de ser arrollado por el toro. Salió del apuro toreando de rodillas para completar la apertura del trasteo. Tuvo entrega el toro del hierro salmantino y lo apuró Ferrera en una faena de largo metraje que acabó a menos. La estocada suelta necesitó de un descabello. La ovación tuvo el sello de reconocimiento a la doble actuación de Ferrera en Olivenza este domingo. Saludos tras aviso.

Cerró el festejo y la feria un toro de Zalduendo vacío por dentro. Sin ganas de embestir desde que comenzó la faena. Tiró por la calle de enmedio Ginés y se lo quitó de una hábil estocada. Silencio.

logo-mundotoro-fichas-crónicas Plaza de toros de Olivenza (Badajoz). Última de Feria. Mano a mano. Nubes y claros. Tres cuartos de entrada. Toros de Zalduendo (1º y 6º), Garcigrande (2º), Domingo Hernández (5º) y Victorino Martín (3º y 4º). logo-mundotoro-fichas-crónicas
Antonio Ferrera, silencio, ovación tras dos avisos y ovación tras aviso;
Ginés Marín
, oreja, ovación tras aviso y silencio.
Incidencias: Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de los ganaderos recientemente desaparecidos, Victorino Martín Andrés y Domingo Hernández.