icono-sumario De haber fracasado el planteamiento de Fallas el mensaje sería catastrófico

icono-sumario No solo entraba la nueva generación […] sino que lo hacía como argumento proncipal del abono

lopezsimon-eljuli-valencia-doble
Compañeros, rivales… y triunfadores I ALBERTO DE JESÚSlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

Estamos de enhorabuena. Fallas ha sido un éxito. Y, sí, decimos bien: estamos de enhorabuena todos. Porque en Valencia, este año más que nunca, el sector se jugaba mucho. En la primera gran feria -por categoría y por extensión- de la llamada ‘temporada del cambio’ se iban a marcar las claves de lo que ha de venir este año. Y todo cambio siempre conlleva riesgos. De haber fracasado el planteamiento de la empresa el mensaje sería catastrófico. Pero el balance ha sido claro: éxito absoluto.

Acierto desde la concepción de una estructura diferenciada con lo anterior. No solo entraba la nueva generación -siempre pueden encontrarse huecos en carteles-, sino que entraba en competencia directa con las figuras. Y lo hacía como argumento principal del abono. Nuevas caras que, como se vio en 2015, pedía el público, pero quedaba por comprobar cómo iba a reaccionar éste a lo largo de un ciclo tan largo. El cambio de guión de Fallas, tradicionalmente punto de encuentro entre figuras consolidadas, era un riesgo valiente por parte de la empresa. Un giro hacia la regeneración de un espectáculo que, aunque no cambie en su identidad, sí debe revitalizarse. Valencia ha explicado cómo hacer las cosas bien. Sin olvidar el efecto positivo del 13M en el ánimo de toda la cita fallera.

Sin embargo, esta política ‘aperturista’ necesitaba respuesta en el ruedo y en el tendido. Ambas llegaron. En la arena hubo competencia, rivalidad real y no impostada, triunfos… Ocho Puertas Grandes y argumento todas las tardes desde la novillada de arranque a la corrida ‘extra’ que cerró el domingo. En las gradas, la prueba de fuego sacó nota: buena respuesta del público, especialmente en los días más señalados del ‘duelo generacional’. Como reconoce Simón Casas en una entrevista con Mundotoro, ‘la gente se ha divertido‘. Hay ilusión y debemos servirnos de ella todos, porque es esa misma ilusión la que nos hará de motor en una temporada fundamental en el devenir de la Fiesta.

FullSizeRender (4)
Duelo generacional, éxito del toreo I ALBERTO DE JESÚSlinea-punteada-firma1