icono-sumario Festejo del Día de la Comunidad Valenciana

Resumen de la novillada celebrada en Valencia I JETlinea-punteada-firma1

ENRIQUE TORRALBA > Valencialinea-pie-fotos-noticias

Como la vida misma. Con la victoria del triunfador y con la amargura que a veces pone en el camino el destino. Así fue el festejo del Día de la Comunidad Valenciana. A escasos tres días de su alternativa, Colombo cayó herido en Valencia. Fue en el segundo, que le prendió de manera seca y certera en el muslo derecho enviándole a la enfermería, dejando en el aire su doctorado en Zaragoza. Desafortunado percance que marcó un espectáculo que quedó en mano a mano entre Fernando Beltrán y Ángel Téllez, que sí saboreó en cambio las mieles del triunfo con mayúsculas en su debut en el coso de la calle de Xátiva. Dos orejas y Puerta Grande. Una del noble cuarto, y otra del encastado sexto, que le hubiera correspondido a Colombo. Sabor a gloria. Dolor. La miel y la hiel.

Colombo había recibido al segundo con dos largas cambiadas. Con muchas ganas, y muy variado con el capote, siguió toreando por verónicas y chicuelinas antes de parear con espectacularidad y grandes facultades a su oponente. Pero comenzó la faena y en la tercera serie el animal le prendió en el muslo derecho de fea manera dejándole colgado del pitón en un angustioso percance. Una vez en el suelo, el espada, visiblemente herido, intentó levantarse aunque no pudo hacerlo. Sus compañeros lo trasladaron inmediatamente a la enfermería, donde fue atendido de una cornada de 25 centímetros en el muslo que le desgarró el abductor mayor y fascia cribiforme y que Contundió y esqueletizó el paquete vascular femoral superficial. De la muerte del novillo se hizo cargo Fernando Beltrán, que tuvo silencio.

El quinto fue un astado noble, pronto y con calidad, que dejó expresarse a Ángel Téllez, que encandiló al público de Valencia con su concepto clásico y buena expresión. Lo exprimió por ambos pitones en series templadas por ambas manos de las que sobresalió una al final de la faena al natural, en una labor de transmisión. Mató de estocada entera y así cortó una merecida oreja, dejando entreabierta la Puerta Grande.

Y se fue a por todas en el sexto, al que recibió en una comprometida portagayola en la que tuvo que echar cuerpo a tierra. Él se hizo cargo del novillo que le hubiera correspondido a Colombo y lo aprovechó al máximo. Tuvo transmisión el ejemplar, al que toreó con buen aire a la verónica y por emocionantes saltilleras. Después de una diana floreada, brindó a su cuadrilla para comenzar en los medios una faena con escalofriantes pases cambiados por la espalda. Firme y muy decidido ante un novillo con movilidad pero al que le faltó clase, templó al astado en una labor que rubricó de estocada casi entera tendida. Oreja de ley y debut soñado en Valencia. 

El tercero fue un novillo de embestida incierta y tardo, que también embistió rebrincado. Ángel Téllez lo intentó y puso voluntad e incluso extrajo dos series interesantes al natural, pero su labor no pudo tener continuidad. Mató de estocada casi entera y tuvo silencio.

Fernando Beltrán no tuvo opción con el manso primero de Los Chospes que saltó al ruedo de Valencia. A pesar de que el animal buscó siempre las tablas, el espada lo intentó por ambas manos tratando de aprovechar la querencia de su oponente, sin embargo, no tuvo ninguna posibilidad y ni siquiera pudo hilvanar ninguna tanda completa. Tras pinchazo y estocada caída, saludó una ovación. El cuarto tampoco dio opción de lucimiento a Beltrán, que lo intentó a pesar de las complicaciones de un animal incierto que le comprometió en varias ocasiones. El novillero solventó las dificultades pero su faena no pudo tener brillo. No estuvo acertado con la espada.

Hierro de Los Chospes - España Plaza de toros de Valencia. Festejo del Día de la Comunidad Valenciana. Novillos de Los Chospes, de poco juego a excepción del noble y pronto cuarto y del sexto, que tuvo movilidad. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Fernando Beltrán, ovación, silencio en el que mató por Colombo; y palmas tras aviso;
Jesús Enrique Colombo, herido;
Ángel Téllez
, silencio, oreja y oreja en el que mató por Colombo.