icono-sumario ‘Use’ pese a ser alcanzado en varias ocasiones, una de ellas a portagayola, no cesó en su empeño hasta que levantó el título de Campeón de España.

icono-sumario ‘El Poca’ rozó la gloria y puso en aprietos al jurado en una final que podría haber ganado.

icono-sumario La plaza de toros registró, un año más, un lleno absoluto, con largas filas desde tres horas antes del festejo.

Video resumen de la gran final I SERGIO RECUEROlinea-punteada-firma1

SERGIO RECUERO > Zaragozalinea-pie-fotos-noticias

Comenzaba, un año más, una de las matinales de recortadores más esperadas del año. Volvía la final del Campeonato de España de manos de Toropasión y SCP con un ‘No hay billetes’ colgado desde 48 horas antes, la plaza era un autentico hervidero.

Quince recortadores se dividieron en tres grupos que se enfrentaron a dos toros de Yerbabuena y uno de Santiago Domecq, de buena presentación, ofensivos y en el caso del colorado ojiblanco de Santiago Domecq, con una embestida noble, pronta y franca.

Una primera fase marcada por la rivalidad entre los participantes, que dejó los sustos sin consecuencias de David Sánchez y de Javier Pradanas. A las semifinales accedieron seis recortadores, que se enfrentaron a dos toros de Luis Terrón, muy serios y de diferente condición. Use se colocó de rodillas, a portagayola, y fue brutalmente arrollado tras no atender a engaños el astado que, milagrosamente, no hirió al vallisoletano.

La plaza enmudeció y Use fue llevado a la enfermería. No pasó ni un minuto cuando, por otra puerta, volvía al ruedo para ejecutar un salto que enloquecía a la plaza. Sin tiempo para reaccionar, Ángel Pitarque y Cristian Moras continuaron una lidia que terminó con el turolense Pitarque arrollado en un quiebro de rodillas por el que tuvo que ser trasladado al Hospital tras un fuerte golpe en las costillas.

 ‘El Poca’ en uno de sus ajustados quiebros I NACHO MORÁN

La segunda semifinal la protagonizaron El Poca, El Peque y ‘Baloteli’. Sentó cátedra ‘Poca’ con una lección de conocimientos y terrenos ganándose su pase a la gran final. El Peque, demostró que no pesan los años y con una actuación basada en quiebros de rodillas, quiebros en tablas y recortes consiguió acceder a tan deseada final.

La gran final se decidió ante un sobrero del hierro de Los Galos, al inutilizarse el titular tras dar una sola ronda. Final de locos, donde Use se abandonó y pese a llevar encima las palizas anteriores, volvió a realizar un salto a portagayola en el que fue alcanzado de nuevo, repitió ronda, magullado, y esta vez si pasó por encima de las astas. Completó su actuación a base de suertes inverosímiles, para el recuerdo un quiebro de rodillas en el que utilizó su propio pecho como muleta. Nadie comprendía que no tuviera ni una mínima mueca de dolor.

El Poca no se quedó atrás y apretó las tuercas con una nueva lección de temple y pureza, haciendo las cosas como pedía el astado que tuvo sus teclas en los tramos finales. Realizó tres quiebros en el que no pasaba un alfiler entre las astas y su traje goyesco. El Peque, por su parte, quebró de rodillas, recortó y desde el estribo, dejó una suerte que será recordada. Meritorio tercer puesto en el Campeonato de España.

Use y Poca, Poca y Use. Ese conflicto se encontró el jurado con una plaza dividida. Los dos se merecían el Campeonato, pero solo uno podía ostentar el título. Apenas unas décimas otorgaron el trofeo de vencedor a Use, que por segundo año consecutivo se coronó como Campeón de España, de manos de El Fandi, que fue el encargado de entregar el trofeo.

GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL FESTEJO DE RECORTES