Video resumen de la tarde del torero peruano en la plaza de toros pontevedresa I MARIBEL PÉREZlinea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ> Pontevedralinea-pie-fotos-noticias

Algo cuesta arriba y armónico, al sexto lo saludó a pies juntos a la verónica y por chicuelinas Roca Rey. Fue el ‘garbanzo negro’ del encierro, porque fue difícil de banderillear, y después no viajaba metido en la muleta, saliendo desentendido a veces y otras soltando la cara. Roca Rey supo plantarle cara, logrando series de mérito importantes e incluso cuando se le metió por dentro en una ocasión afortunadamente saliendo indemne. Esfuerzo del peruano que fue recompensado con una oreja tras una estocada caída.

Bajo, estrecho de sienes y cuesta arriba, pero de bonitas hechuras, al colorado tercero lo toreó con expresión y temple a la verónica Roca Rey, en mecidos y estéticos lances. Siguió echando leña al fuego a la ya de por si tórrida tarde el peruano en un candente y variado quite por ajustadas chicuelinas y gaoneras, de gran belleza y corazón.

Brindó a la afición taurina gallega en el centro del ruedo para continuar caldeando el ambiente con unos escalofriantes pases cambiados en la boca de riego. Loca la plaza, llegaron tres series de largo trazo, temple y mano baja, la última al natural, de excelente factura. Todo ante un ‘Alcurrucén‘ pronto y con transmisión. Supo darle los tiempos justos, entre tanda y tanda, y así, cuando el astado fue bajando el diapasón, llegaron molinetes y auténticas virguerías: circulares de espaldas, e incluso se despojó de la ayuda para concatenar incontables ‘luquecinas’. En fin, un verdadero lío con el público y enloquecido. Dos pinchazos y media estocada hicieron esfumarse a las dos orejas, que cambió por una fuerte ovación.