icono-sumario El Juli abrió la Puerta Grande tras cinco años cerrada

icono-sumario El madrileño hizo disfrutar los tendidos, llenos hasta la bandera

icono-sumario Diego Ventura no defraudó, mostró lo mejor de su repertorio


Vídeo resumen de la actuación de El Juli y Diego Ventura I FAENAS TVlinea-punteada-firma1

FRANCISCO MORGADO > Lisboalinea-pie-fotos-noticias

 

 

Diego Ventura y El Juli llegaron a Lisboa en una de las fechas más populares de la ciudad: San Antonio. Con lleno absoluto en los tendidos, el torero madrileño salió en hombros tras un auténtico recital, mientras que el rejoneador dio tres vueltas en una importante actuación.

Al primero de su lote lo cuajó con el capote tras recibirlo a la verónica y quitar, después, por gaoneras de mano muy baja. En la muleta, el ejemplar de Garcigrande no terminó de romper, por lo que el madrileño tuvo que poner todo de su parte en los terrenos del toro. Con poca fuerza llegó el segundo a la muleta aunque embistió mucho y bien por ambos pitones. El Juli cuajó una faena importante, que llegó mucho a los tendidos. Fue el primer punto fuerte de la noche.

Pero la guinda estaba guardada para el que cerró el festejo. Un toro al que Julián López realizó cuatro lopecinas con un desmayado remate capotero. Los tendidos se convirtieron en un auténtico alboroto. Incluso llegó a poner tres pares de banderillas con el público en pie. Ya con la muleta, Juli realizó una faena de reposo, buen gusto y torería. Campo Pequeno huele a torero y a toreo de primera en una noche para el recuerdo. El Juli dio tres vueltas al ruedo y descerrojó la Puerta Grande que llevaba cerrada desde hace cinco años.

Ventura, a lomos de Maletilla, recibió al primero de Passanha con poderío en los recortes y espectacularidad en los embroques. En banderillas, cuajó al toro con Sueño con las cortas y dejó el listón muy alto. El tercero llevó el hierro de Vinhas se lesionó y salió un sobrero de María Guiomar Moura. En banderillas, quebró de manera emocionante que conectaron con los tendidos.

Para rematar, Ventura lidió al quinto de Vinhas. Lo recibió montando a Romance con dos hierros de castigo. Para el tercio de banderillas utilizó a Nazarí con el que dio una lección de maestría. Incluso llamó al sobresaliente, David Gomes, para poner un par de banderillas por colleras. Además regaló el sobrero, un toro que no fue nada fácil pero el público le agradeció el gesto.

Hierro de VinhasHierro de Passanha

Campo Pequeno. Lleno en los tendidos. Toros de Passanha, María Guiomar Moura y Vinhas (5º bis y 7º de regalo), el tercero fue devuelto, muy bueno el primero, cumplió el segundo y manseó el tercero y tres de Garcigrande, para la lidia a pie, de buen juego. Hierro de María Guiomar Cortés de MouraHierro de Garcigrande
Diego Ventura, vuelta, vuelta, vuelta y vuelta en el sobrero de regalo;
El Juli, vuelta, dos vueltas y tres vueltas.Los toros para rejones fueron pegados por los Forcados de Montemor, que tuvieron una meritoria actuación en conjunto.Al finalizar el paseíllo se rindió un homenaje al matador de toros Mario Coelho por su 60 aniversario de alternativa.