Video de la faena de Paco Ureña I JOSÉ MIGUEL ARRUEGOlinea-punteada-firma1

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO > Alicantelinea-pie-fotos-noticias

Sin la foto de la Puerta Grande, la tarde de Ureña tuvo importancia de verdad. Embistió con temple el tercero, noble pero medido de empuje, y el murciano le cuajó una gran faena. Ya con el capote hubo expresión y reunión a la verónica y un apretado quite por gaoneras y saltilleras rematado con una larga de rodillas que fueron el prólogo de una obra redonda, de mucho sentimiento, en la que tiró con despaciosidad de la embestida del animal, muy asentado y encajado, despatarrado en ocasiones. Al natural hubo pureza en los cites, angostura en los embroques y un final emocionante, dejándose acariciar la taleguilla con los pitones. Después de unas bernadinas apretadísimas y una estocada tendida, la tardanza del toro en doblar y los fallos del puntillero dejaron el premio en una solitaria oreja.

Cerró plaza un toro exigente, díscolo de carácter, al que ni siquiera bajó los humos un puyazo en toda regla de Pedro Iturralde. Tuvo el toro movilidad mezclada con aspereza pues tendió a soltar la cara al final de cada muletazo. Expuso con sinceridad Ureña porque el toro nunca vino metido en los vuelos, en una faena más expuesta que resolutiva, que sin embargo llegó al público por su emotividad. Le hubiera cortado otra oreja pero falló con el acero.