El peligro del percebe I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

En un ejercicio de esterilidad política y senilidad ideológica, los grupos de siempre, marcas distintas del clan Podemos a los que se suma el PSOE en su decadencia social, en el Ayuntamiento de Pontevedra se votó una declaración anti taurina de la ciudad. Tiene esta declaración la misma calidad y cualidad que un brindis al sol pues, para fortuna de todos, la democracia no consiste en las decisiones de ocurrencias o prejuicios, o las decisiones tomadas bajo la bandera de los odios y las reyertas. La democracia les queda grande a los grupos que han ideado la vida de tal forma que lo que no coincide con su ideal de vida, no merece la gracia de vivir.

Esta esterilidad de una Pontevedra Anti Taurina lo es porque la piedra de la plaza resiste el acoso de las tropas enemigas. La piedra de la plaza es piedra en manos de la Casa Lozano, gente de un discurrir silencioso e inteligente, conciliador y astuto, capaces de navegar en mares tan bravos, asumiendo el riesgo de los que buscan el percebe entre rocas, acantilados y golpes de mar. Actividad que seguramente será prohibida en breve pues la humanidad de la nueva política se dirige a firmar el holocausto de todo aquello que, en la relación natural ser humano / animal, ha formado parte de nuestra evolución cultural.

Pescar percebes es asunto de valor y riesgo, una cuestión añadida que pone a tal actividad en primera fila de paredón porque esta nueva gente salida de no se sabe que humanismo, le tiene pánico a todo lo valiente. La cultura, el arte, la tradición son asuntos de valientes y los estalinismos políticos desean un arte administrativo pesebrista y dócil. Un arte del soviet para los soviet.

Posiblemente hoy en Galicia y por supuesto en Pontevedra la actividad más libre por más valiente y más arriesgada es la de las corridas de toros. No hablamos de torearlas, que también, sino de armarlas, montarlas, presupuestarlas, anunciarlas y celebrarlas. Y si es con éxito mejor que mejor.

Ahí es nada saber que los Lozano contaban con tres peñas peladas cuando comenzaron a dar un festejo de feria. Hoy alcanzan la treintena. Una base popular mimada en cada abono, clave del éxito social que ha logrado lo que nadie quería, pero que es una realidad: que Pontevedra se ha quedado sola dentro de  toda una comunicad. La soledad, hasta la más fuerte, es más fácil de agredir. Pontevedra es una isla. Un reducto. Casi un símbolo. Si un día cae Pontevedra el toreo jamás regresará a Galicia. La de Galicia de Don Ramón María Del Valle Inclán, que cabalgó al lado de Belmonte,  y la Galicia de Cela, que fue escritor de oro porque quiso ser torero de oro.

Noia, Ferrol, Coruña, Monforte, Vivero, Vigo, Xincio de Limia, Xarria,.. dieron toros. Los toros por fiestas eran pan nuestro de cada día de cultura en el Camino de Santiago, en la llamada Ruta de Plata. El Camino y la Ruta le importan un carajo a A Marea, y al PSOE y a todos aquellos a los que el derecho a existir es sinónimo del derecho a coincidir con ellos, con sus ideas. Lograr resistir en Pontevedra es uno de esos milagros que ya no existen. Pero para resistir en el futuro hay que tener la mente clara: apoyar, ayudar, ir a favor de obra  todos, a favor de una feria, la única que existe y resiste en Galicia.