Algo no cuadra en la ILP (iniciativa legislativa popular) votada el jueves en Barcelona. Hasta ahora, la estrategia de los antitaurinos era muy conocida: el cerco al toreo a través de la modificación de la Ley de Defensa de los Animales. ¿Por qué este cambio hacia un enfrentamiento directo en el propio Parlamento?. ¿Quién ordenó el cambio de estrategia? ¿Qué es PROU; la plataforma antitaurina alma de esta guerra? ¿Quién manda en PROU? ¿De que viven, quien les apoya, quién les ampara?. Las respuestas nos llevan a conclusiones estremecedoras. Quizá jamás haya sido ésta una iniciativa ciudadana. Quizá sea una orquestación de intereses bastardos o, al menos, no por amor al arte. Quizá al Parlament le hayan metido un gol por la escuadra mejor que cualquiera de los de Leo Messi en el Camp Nou.

El personaje clave de esta historia, y de otras muchas que tienen que ver con la llamada “corriente animalista” es Leonardo Anselmi Raffaeli, nacido en Rosario (Argentina)y ubicado en Barcelonadesde hace ocho años. Los mismos que él dice tener de experiencia profesional en su currículum como ‘Gerente de proyectos en la rama de la biotecnología’, una profesión de resonancias esotéricas al ritmo de tango. O de tongo. No consta en su currículum puesto de trabajo alguno. Leonardo Anselmise hace en Barcelona fundador y Promotor de la Plataforma PROU, y de otras siete u ocho plataformas de similar contenido: Director en Barcelona de la Asociación Animalista LIBERA!, Presidente y Fundador de la Plataforma Stop Our Shame, Presidente y Fundador de la Plataforma para la Estrategia Animalista, Coordinador de la Comisión BarcelonaMata, Coordinador de las Plataforma Ramblas Éticas, portavoz de la Plataforma Gatera JA!, y asesor de muchas otras organizaciones de defensa de los animales y el medio ambiente, como Galicia Mellor Sen Touradas, la Bullfighting Free Europe, ADABE, CACMA, FAADA, entre muchas otras.

Esta capacidad prolífica de Anselmiaún le da tiempo para más trabajos, aquellos  que ponen la guinda de la duda sobre la iniciativa ciudadana que trata de prohibir  los toros en Barcelona. Este argentino de Rosario, de verbo fácil  y siseante, dominador de estrategias de imagen, se declara ASESOR  del Eurodiputado Raúl Romeva(de Iniciativa Por Cataluña/Los Verdes) y de los senadores Jordi Guillot(de ICV), Josep Maldonado(de Convergencia y Unión) y Joan Josep Nuet(del Partido Comunista de Cataluña e Izquierda Unida). Además, se declara asesor de más de un CENTENAR de alcaldes. Es decir: Anselmitrabaja (asesorar es trabajar, al menos en España, y quizá  hasta en Argentina) para una serie de políticos claves en la tramitación de ILP. La lógica dice muchas cosas. Una, que esta iniciativa no es un movimiento popular ciudadano de los Catalanes. Ni tiene sentido popular ni tiene sentido catalanista.

Al contrario. Anselmi pertenece a los movimientos de protesta globalizadores (internacionales) y su discurso global forma parte de una profesión, sin duda legítima, pero revestida de forma obscena y hartera de un nacionalismo antitaurino  inexistente. Todo ello amparado y auspiciado por varios políticos, entre otros los mencionados, que han vendido a la sociedad catalana una bandera catalanista más impuesta que espontánea. Todo forma parte de una estrategia. Todo está pensado y financiado. Orquestado. No hay sentimientos catalanes, sino la utilización perversa de los sentimientos de los catalanes.

Hasta ahora, la estrategia de este grupo liderado por Anselmise basaba en poner coto al toreo a través de las modificaciones de la Ley de Defensa de los Animales de Cataluña ( la que ya ha reducido la libertad del toreo a las plazas construidas en este momento. En Cataluña, a través de esta modificación, los toros están prohibidos menos en las plazas de obra ya existentes). Pero, conocedores de la experiencia jurídica de Francia (en donde los tribunales y el Parlamento votaron a favor del derecho a la tradición de las ciudades taurinas frente a los supuestos derechos de los animales) han variado la estrategia. No se trata de un movimiento espontáneo de los sentimientos de los catalanes sino de una operación dirigida a manipular dichos sentimientos. Han echado el anzuelo, sabiendo que el tinte antiespañol de Esquerra iba a picar y que la sensibilidad desinformada da para mucho.

Es curioso que el propio Anselmise declare, además, asesor de otros CIEN municipios. Algunos de ellos en donde se dan los toros de la calle, localidades con base social de Esquerra Repubicana e Iniciativa Los Verdes. Y deja de ser curioso como estos espectáculos populares no forman parte del objetivo de la prohibición de esta ILP. No hay nada azaroso en esta acción ni nada que no parezca meditado y fruto de una estrategia.

Algunos políticos del PSC y de CiU consultados por este medio afirman no conocer a Leonardo Rafael Anselmi, ni saber muy bien la origen de PROU. Les sorprende la actividad prolífica de este argentino de Rosario y su vinculación con tantos políticos catalanes. A la pregunta sobre si creen que están formado parte de una estrategia que nada tiene que ver con “lo catalán”, sino que es precisamente “lo catalán” lo que está siendo utilizado y manipulado por movimientos animalistas globalizadores e internacionales, prefieren no responder.