icono-sumario Javier Castaño: ‘Por el pitón izquierdo, no tenía ni uno el primero’

icono-sumario Gonzalo Caballero: ‘Más que lesión física, el tercero tenía algo en la vista’

Emilio de Justo, esta tarde en Pamplona I SERGIO RECUEROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Pamplonalinea-pie-fotos-noticias

Emilio de Justo definió segundos después de pasear la oreja del primer ‘Escolar’ de su lote que su labor ‘ha sido una faena de sinceridad’. ‘Tenía su dificultad por el pitón izquierdo, pero por el derecho le he pegado muletazos muy a gusto, con ritmo, lo he podido disfrutar y, además, lo he matado bien, a ver si puedo redondearlo con el quinto’, comentó.

Luego, tras lidiar al quinto, el cacereño lamentó no haber podido ‘redondear la tarde’. ‘Ha sido una pena, porque he hecho un esfuerzo importante y no he podido redondear como quería, tenía mucha casta y a base de tragarle, sobre todo, de mitad de faena para delante, había conseguido sacar algo de él… He tratado de querer mucho con él, pero la lástima es que no he estado bien con la espada’, reconoció contrariado.

‘Venía con la Ilusión de salir en hombros en una plaza importante como Pamplona, pero, aunque no he podido conseguirlo, me voy feliz porque la oreja que he cortado tiene mucho valor’, finalizó a modo de análisis.

Gonzalo Caballero, por su parte, comentó que, en su opinión, el tercero, ‘más que una lesión física, tenía algo en la vista’. ‘Por el derecho parecía que respondía algo mejor, pero tampoco era un toro claro, he querido apostar más por él en los medios, a ver si ahí podía ser, pero ahí tampoco le vi más virtudes para hacer el toreo que siento que llevo dentro’, lamentó.

Finalizada su actuación en el sexto, el madrileño reconoció sus molestias tras ser volteado en el inicio del trasteo: ‘Me duele en la parte interna, ahora voy a pasar a la enfermería, era un tanque este sexto, pero me voy satisfecho, porque era una prueba de fuego para mí esta tarde’. ‘Estoy muy contento a nivel personal, lo veía siempre por arriba y he hecho un esfuerzo, al menos, me voy con el reconocimiento de la gente que ha sabido verlo’, concluyó.

Javier Castaño lamentó tras lidiar al primero su áspera condición puesto que ‘por el izquierdo nada, no tenía ni uno’. ‘De salida ya empezó a hacer eso… Por el derecho, creo que lo he aprovechado, la pena es que se ha lesionado la pezuña, al final, incluso iba girando para no apoyarla, cuando me perfilaba y se puso complicado para matarlo’, explicó. ‘En el primer capotazo, ya intuí que podía pasar y en el segundo fue descarado directo a mí, gracias a Dios que por el derecho se ha dejado y por ahí lo he podido torear’, ahondó.

Finalmente, el ganadero José Escolar valoró al término del festejo el comportamiento de sus reses. ‘Ha sido una corrida de las nuestras, propia de la casa, nada fácil para el torero, complicada, muy en Albaserrada, pero creo que Emilio de Justo hubiera salido en hombros si mata a su segundo, hubo dos o tres toros buenos, los primeros, y luego otros tres después más complicados’.

‘Me quedo con el primer toro de Emilio, que la tomó por los dos pitones bien, el que rompió plaza fue más complicado por el izquierdo, pero me quedo con el lote de Emilio de Justo, ha sido el mejor’, sentenció antes de acordarse del torero herido: ‘La noticia más amarga es la cornada de Javier Castaño, que espero que tenga lo menos posible y esté pronto de nuevo toreando’.