icono-sumario ‘El único secreto es jugarme la vida todas las tardes que toreo’

icono-sumario ‘Espero que esta oreja en San Isidro sirva para un novillero que ya ha cortado orejas en Madrid’

 Juan Miguel en su paso por Las Ventas I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

SERGIO RECUERO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Nos sobrecogió a todos la espectacular voltereta que sufrió el pasado sábado en Las Ventas, una mala caída que congeló a los tendidos de Madrid. Pero a la misma velocidad que los enfrió, los calentó con un cambiado que hizo rugir el graderío y completar una gesta que le valió para pasear una oreja, ‘Estoy contento, aunque dolorido, porque una vez mas me he entregado a Madrid, no ha sido la faena soñada pero si ha sido una faena de corazón’ nos comenta Juan Miguel.

Con esta es la tercera vez que Juan Miguel pasea un trofeo por la plaza madrileña, ‘El único secreto es jugarme la vida todas las tardes que toreo, podré ser mejor o peor pero nunca me pueden negar en ninguna plaza que no voy con la verdad por delante’, afirma. ‘A raíz de la caída no veía bien, estaba mareado y me puse a cara o cruz y creo que esa decisión fue lo que llegó a la gente, realicé un cambiado y la gente se vino arriba conmigo. Gracias a Dios entró la espada y se emocionó la gente, el toreo son emociones’ señala el madrileño de Colmenar de Oreja.

‘Quizá un sector del público no entendió la oreja porque fue todo un poco desordenado, fue mejor faena la del primero, pero yo quiero ser torero y eso es lo principal que transmití al público. Entregue mi vida a un triunfo en Madrid, para que vieran que Juan Miguel quiere ser torero’, asegura a la vez que: ‘No quería defraudar a Simón Casas porque confió en mí. Me recibió y me puso en la feria, le prometí que no le iba a fallar’.

Juan Miguel se encuentra ahora en búsqueda de nuevas oportunidades, pues no tiene apoderado, con la alternativa en un horizonte cercano: ‘Espero que esta oreja en San Isidro sirva para un novillero que ya ha cortado orejas en Madrid, espero que me tengan ahí, mi deseo es tomar la alternativa, me está costando muchísimo y estoy buscando sitios donde torear, si después de cortar una oreja en Madrid no encuentro oportunidad es que el toreo está muy mal’.

El de Colmenar de Oreja finaliza esta entrevista con un mensaje de optimismo, pues al final todo parece que para él se tuerce a mejor, ‘Tengo mucho que aprender pero me he dado cuenta que quiero dar mi vida por el toreo para tener una recompensa, en cuestión de minutos ves recompensado todo y es muy bonito’.