CARLOS RUIZ VILLASUSO

LA HORA CERO DE JOSELITO

MADRID (España). Sin acabar la partida, a Joselito le salen las cuentas: ocho días antes de hacer el paseíllo en Vistalegre, ya se había colocado el cartel de “No Hay Billetes”. Ahora queda solventar el órdago y ganarlo. Once veces se ha visto el madrileño en este trance de encerrona, pero esta vez las razones quizá queden ocultas por su actual situación. Quizá haya un hilo conductor, un cordón umbilical que nazca del fiasco de Sevilla, la corrida del adiós. Quizá se trate de romper otro cordón umbilical, el de José Tomás. O por fin, se trate de la última reivindicación de un torero que se resiste a perder nombre, cuerpo y figura. Es la hora cero de Joselito.

“Quizá haya algo de razón o de relación entre la tarde de Sevilla con la de Vistalegre. Después de aquella experiencia juré y perjuré que no volvería a lidiar seis toros nunca más. Pero las cosas cambian y creo que es un momento ideal para retomar el pulso de entonces…porque la idea surgió precisamente un día en el que no pude tentar por mal tiempo y precisamente voy a torear en una plaza en donde el mal tiempo no tiene importancia, es una plaza segura…”

Esta primera reflexión de José Miguel Arroyo no desvela el entramado de una decisión tomada mucho antes de que saltara la noticia, con sus veedores funcionando a tope en el campo. La situación de Joselito, muy determinada por la opinión de los críticos sobre su relación con José Tomásel año pasado, puede haber provocado la penúltima reflexión de esta figura: “El año pasado interesó a las empresas que él y yo toreásemos juntos, pedíamos las mismas corridas, interesaba tal y como se confeccionaban los carteles, pero no era una situación forzada, sino por interés de los que hacen los carteles y del público.”

Algunas tardes Joselito, acusado de ir a rebufo del de Galapagar, sufrió las consecuencias del gran momento de Tomás, capaz de secuestrar todas las miradas y voluntades cada tarde, de forma real y a veces por el valor añadido de su estela: “Hubo tardes en las que yo hice cosas importantes y sin embargo el público se entregaba más a él…es lógico por otra parte porque el momento en el que estaba era…bueno y en el momento en el que está. Pero mi temporada fue buena y quizá no tan comentada, lógicamente.”

Un hombre individualista, al socaire de su personalidad, no puede vivir sujeto a ningún cordón, al menos no siempre, porque reivindicar independencia, personalidad y peso específico en el toreo no casa con lo anterior, aunque no se sienta ni mejor ni peor que José Tomás: “Hombre, en mi fuero interno me siento mejor, pero creo que no se trata de decidir quien es mejor o peor sino de destacar que somos dos toreros de personalidades distintas, pero con mucha personalidad, y eso es importante”.

“Sigo creyendo en la importancia de la independencia, sigo creyendo en que se puede llevar adelante una idea, unos principios, aunque no sé si está de moda ser así. Quizá esté equivocado en algunos temas, pero esta es mi postura ante la vida, sin tratar de imponer nada a nadie…¿Qué si soy feliz con mi profesión ahora?…pues muchas tardes sí, otras veces menos, pero mantengo la ilusión y eso es importante”

 

TELEVISION

En el tema de la televisión Joselito ha mantenido la misma postura desde siempre, aunque ahora se haya visto envuelto en una falta de mensaje claro: “No estoy en contra de la televisión ni de la imagen, estoy en contra de la masificación, de la falta de calidad y de la imposición, pero eso no es lo mismo que decir que estoy en contra de las corridas transmitidas por cualquier cadena. Pero si yo toreo cincuenta corridas, no quiero que se televisen todas ni la mayoría, ni acudir a una feria en la que ya te imponen la televisión”

“En Sevilla ha habido acuerdo, todos hemos cedido algo para que nadie impusiera su voluntad…vamos a televisarnos una y otra no porque ha habido un acuerdo a tres bandas. Y mantengo la misma postura respecto a la imposición de la televisión, pero siempre que haya algún gesto para ceder, admitir alguna postura del de enfrente, estaré dispuesto a dialogar…yo no quiero pasar de forma testimonial por Madrid…sino ir, ir a Las Ventas, a la feria…a las ferias,..”

Al margen de la televisión, Joselito siempre ha sido un torero de personalidad especial, capaz de congregar a multitud de partidarios fieles (“eso se lo tendrías que preguntar a ellos, al público que me sigue”). Mucho más feliz de lo que algunos piensan, más sencillo (que no simple)que lo que han escrito sus biógrafos, más paradigmático que enigmático (vertiente ocupada por José Tomás) y mucho más lúcido que oscurantista. “Quiero una temporada completa, torear alrededor de las cincuenta corridas, yo nunca he sido un torero de sumar mucho, y estar en las grandes citas…estoy ilusionado, aunque ya se sabe, las cosas hacen que la ilusión se pueda perder, pero creo que este puede ser un buen año para mi”.

(FOTOGRAFÍA: MAURICIO BERHO). 

… biografía JOSELITO

… entrevista con ESPARTACO

… entrevista con JUAN JOSÉ PADILLA

… entrevista con CURRO VÁZQUEZ

… entrevista con JESULÍN DE UBRIQUE

… entrevista con MARTÍN ANTEQUERA

… entrevista con IGNACIO ZORITA