icono-sumario ‘Lo que no he toreado en 6 meses en Europa lo he toreado en 3 días en Perú’

icono-sumario ‘Estoy preparado para volver a Madrid. Allí no toreo desde mi confirmación’

icono-sumario ‘Es muy doloroso para mí no haber vuelto a Nimes desde la cornada de 2011. Después de aquello espero que me den la oportunidad de poder volver’

511marc serranoMarc Serrano, este mediodía en Mundotoro I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MARIBEL PÉREZ > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

 

Buscarse la vida al otro lado del planeta. Cruzar el Atlántico en pleno mes de julio para afrontar un obligado exilio en América ante la falta de oportunidades en Europa. Es el caso de Marc Serrano, que esta temporada no ha toreado ni un sólo paseíllo en España. Ni tampoco en su tierra, Francia. A su regreso de Perú trae consigo el Escapulario al Triunfador de la Feria de Lajas, donde en tres tardes se hizo con un total de ocho orejas. Una victoria anímica, de la que el torero de Nimes espera que sirva no sólo como reconstituyente moral, sino también para dar un toque de atención que le revierta en forma de contratos en el continente europeo.

MUNDOTORO: Has toreado más en Perú en tres días, que en seis meses en Europa…

– MARC SERRANO: ‘Así es. La experiencia de Lajas ha sido muy bonita, porque iba para torear dos tardes y al final fueron tres. El último día hasta me pidieron matar un tercer toro… Y es bonito precisamente en ese sentido de que lo que no he toreado en seis meses en Europa lo he toreado en tres días en Perú. También ha sido bonito ver a una plaza de 6.000 localidades llena las tres tardes. Y sentirme torero, tener la suerte de que esos triunfos míos me permitieron volver una tercera tarde. Estoy feliz por todo eso, pero tengo que decir que al mismo tiempo me siento no dolido, pero sí un poco triste de que uno esté obligado a irse tan lejos para poder torear cuando en mi propio país en Francia, o incluso en España para mí es mucho más difícil’.

– MT: Entonces, ¿torear en Perú es una llamada de atención a Europa?

– M.S.: ‘Sé bien que no por torear en Perú mañana me va a cambiar la vida. Pero lo más importante es para uno mismo, ver que cuando estás parado entre comillas todo ese tiempo estás preparado, porque ves que el fruto del trabajo del campo diario de este invierno y esos tiempos muertos de cara al público en los que he seguido tentando con la ayuda de ganaderos, están dando sus frutos, sobre todo para uno mismo. Por eso, es una satisfacción en el sentido de que si mañana por esta llamada de atención surgen oportunidades, creo que estoy preparado para cogerlas y eso es importante para mí. Es cierto que me han propuesto más cosas en Perú, pero me gustaría que este ‘obligado exilio temporal’ me abra puertas en España o Francia para poder empezar a caminar de nuevo’.

– MUNDOTORO: ¿Qué diferencias has encontrado entre Perú y Europa? ¿Cuánto influye la altitud del país andino?

– M.S.: ‘Ya había toreado en Perú hace cinco años y en Ecuador, donde hay una altura bastante elevada. Y la verdad que cuando llegas un día antes quizás tu cuerpo aún no está acostumbrado y a lo mejor te ves un poco más disminuido físicamente, pero estando preparado ese cambio se nota mucho menos. Aparte de eso, me he sorprendido en el buen sentido, porque respecto al Perú taurino que conocí 5 o 10 años atrás a día de hoy se están haciendo las cosas mejor, porque están llevando ya corridas de presentación que no tienen nada que envidiar a Europa. Porque hace años era difícil ver a un lote parejo de hechuras, y ahí en Lajas ha habido tres corridas parejas y bien presentadas. Eso es positivo para esta afición y ese país taurino. Y también ver que en Europa, donde estamos sufriendo el acoso antitaurino y la dificultad a veces por llevar la gente a la plaza, he comprobado que un pueblo pequeño como Lajas que una plaza de 6.000 localidades se llena los tres días, ver eso como aficionado lo primero, es muy bonito’.

– MT: Siendo un torero francés, ¿por qué crees que este año aún no te han tenido en cuenta?

– M.S.: ‘Creo que cuando las cosas no ruedan uno siempre tiene una parte de responsabilidad, en el sentido de que no siempre hay que echarle la culpa a los demás, bien porque uno en un momento dado no ha sabido aprovechar una oportunidad, bien porque la suerte tampoco le ha acompañado, porque esta profesión existe una buena parte que no controlamos bien por el toro, bien por la situación, bien por el viento, etc.. Todo eso lo he meditado mucho y he intentado asumir la parte que me corresponde y la parte que no controlo. Y este año ha sido un conjunto de muchas cosas,también han llegado toreros nuevos, también matando las corridas que suelo matar que son duras muchas veces las oportunidades de triunfar son muy reducidas. Por eso cuando se torea poquito es mucho mas difícil que te toque un toro que te de un poco de margen para poderlo exprimir. Todas esas razones han influido. A día de hoy espero que esa llamada de atención simbólica de Perú me permita un poco poder tener oportunidades en Francia y también en España’.

– MT: Precisamente uno de los objetivos será volver a Las Ventas…

-M.S.: ‘Exacto. Uno de mis deseos es volver a Madrid, que confirmé en 2014 con la corrida de Moreno Silva, que fue bastante exigente y di la imagen de un torero capaz. Han pasado dos años desde aquel día y aunque siempre decimos lo mismo los toreros, hoy estoy atravesando el mejor momento de mi profesión. Por eso creo que estoy preparado para volver a Madrid’.

-MT: A tu tierra, Nimes, no has regresado desde aquel percance de la temporada 2011…

– M.S.: ‘Hay un dicho que dice que nadie es profeta en su tierra. Lo de Nimes para mí es algo que casi nunca lo hablo porque me duele tanto, que me cuesta mucho expresarlo. He querido ser torero porque nací en Nimes y allí la suerte que tenemos que que se vive el toro todos los días del año. Es algo muy doloroso para mí porque la última tarde que toreé allí fue en 2011, me cogió un toro con la muleta y me pegó una cornada de 30 cm en la pierna. Y pude matar al primero como pude, pero con la situación de la pierna era imposible poder matar al segundo animal. Desde ese día no he vuelto a hacer el paseíllo en esa plaza y creo que a mi entender, lo normal, dentro de una sensibilidad, sería normal que después de eso se me diera la posibilidad de hacer otro paseillo. Me acuerdo siempre que el mismo año le pasó algo similar a Fernando Cruz en Las Ventas y la misma noche, la empresa le dijo que las puertas de Madrid estaban abiertas para él cuando estuviera recuperado. Eso es un poco lo que esperaba de Nimes. No lo digo como un reproche, simplemente es una situación que para mí es dolorosa, la verdad’.

– MT: Marc, ¿cómo ves el horizonte de tu temporada?

– M.S.: ‘Lo que deseo es que Perú me abra las plazas de Europa. Estoy a la espera de una corrida a las puertas de Madrid el 15 de agosto y al igual que muchos toreros, deseo que se me abran las puertas de Madrid para poder intentar volver a rodar de nuevo. Ojalá que eso me ayude a que todos esos deseos se hagan realidad’.