icono-sumario Importante tarde de Fandiño, mucho más que vuelta al ruedo+

Bayona, en horario especial I MUNDOTOROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

 

Su actuación fue el único asidero del festejo. Y sus faenas, una prolongación del momento que se vislumbró en Bilbao. Con más mérito si cabe, porque ninguno de sus dos animales  de la grande y mala corrida de Pedrés se prestó, pero la fe de Fandiño y su renovado concepto llegaron muy pronto al tendido. La vuelta al ruedo no es balance que refleje ni su momento ni la importancia de su tarde. Tampoco sirvieron los lotes de Curro Díaz ni del debutante Javier Jiménez cuyos esfuerzos no obtuvieron respuesta por parte de sus enemigos.

El segundo descolgó de salida y tuvo ritmo, pero estaba cogido con alfileres. Fandiño le principió faena de modo muy torero en los medios, arrancó la música después de una serie suave y despaciosa con la derecha, pero en la siguiente el toro se rajó, y además de buscar tablas y darse la vuelta al revés, comenzó a defenderse y soltar la cara incluso hasta alcanzar al torero. Defendió el vizcaino y saludó después de un aviso.

El quinto fue otro toro remiso que derrotó siempre con feo estilo, repuso y  vino por dentro. Hizo un esfuerzo de verdad Fandiño, siempre muy firme y hundido, y su fe le llevó a hilvanar tres series de mucha importancia por las condiciones del toro. Muy embraguetado y entregado. Le pidieron la oreja con fuerza a pesar de un pinchazo y dio la vuelta al ruedo tras denegarla el palco. Vuelta al ruedo tras petición y aviso.

Toro con romana el primero -628 kilos- que nunca se empleó, vino al paso y cuando tuvo el trapo cerca se lo quiso quitar de delante con saña. Animal bruto y áspero frente al que estuvo muy firme Curro Díaz que le tragó y lo remató de buena estocada. Ovación. El cuarto fue un toro soso y deslucido que tampoco quiso romper para delante y tampoco fue agradecido a la dedicación que puso Curro Díaz, que lo intentó durante largo rato sin obtener el rédito pretendido.

Muy alto de cruz el tercero, además no bajó nada durante la lidia, esperando siempre muy encampanado al torero. Esfuerzo y capacidad fueron las bases de la faena de Javier Jiménez, que estuvo importante en su debut en esta plaza, porque resolvió con tablas las complicaciones de su enemigo. Después de unas angustiosas manoletinas, la espada quitó reconocimiento a su labor. Silencio tras dos avisos. Cerró plaza el animal mas fuerte del envío, un toro hondo y con cuajo que acometió con sosería y tendió a salir del embroque mirando a las batuecas. Javier Jiménez trato de buscarle las vueltas, incluso extrajo algún muletazo sobre la mano zurda pero sin ligazón ni continuidad por la deslucida condición del toro. Silencio tras dos avisos.

Hierro de Pedrés - España Plaza de toros de Bayona. Segunda de la Feria del Atlántico. Tres cuartos de entrada. Seis toros de Pedrés, grandes, serios, con volumen y romana dentro de su desigualdad de hechuras, deslucidos y sin raza. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Curro Díaz, ovación y silencio.
Iván Fandiño, ovación y vuelta al ruedo tras petición y aviso.
Javier Jiménez, silencio tras dos avisos en ambos.
Se guardó un minuto de silencio en memoria del corredor de encierros Julen Madina.