ÍÑIGO CRESPO

Madrid (España). Gómez del Pilarha hecho lo más notable en la novillada celebrada esta tarde en Las Ventas, donde se ha lidiado un desigual encierro de Santos Alcalde, que ha lidiado dos ejemplares buenos en quinto y sexto lugar. Juan Manuel Jiménezy Sergio Blascohan visto silenciadas sus labores.

Gómez del Pilarha cuajado una faena muy ligada y a más frente al sexto, un novillo bueno y con recorrido. Su trasteo, iniciado de rodillas en los medios, ha estado presidido por la ligazón, el temple y el carácter, al llevar al animal toreado por abajo. Ha habido momentos de soltura y vibración, especialmente en unas bernadinas finales ligadas a un pase de pecho de pitón a rabo. Tras una estocada casi entera se ha pedido de forma mayoritaria el trofeo, que el Presidente, de manera injusta, no concedió.

En el tercero cuajó una faena de novillero puesto con una primera parte en la que aprovechó la desclasada movilidad del animal, cuajando varias tandas de buena condición, aunque su labor se diluyó cuando se rajó el novillo.

Se presentó en Madrid el toledano Sergio Blasco, que ha dejado algunos muletazos de buena factura frente a su primero, un novillo noble con la fuerza muy justa. La faena de buen corte, ha carecido de redondez. Frente al quinto, el novillo de mayores prestaciones del encierro, con nobleza y temple, Blasco volvió a mostrar un estilo elegante y reunido dentro de una faena cargada de voluntad y que como ocurrió en su primer turno no llegó a tomar vuelo.

Abrió plaza Juan Manuel Jiménez, sin opción por la escasísima fuerza de su oponente, muy protestado durante su lidia. Lo mejor, la estocada con que cerró su labor. Jiménez anduvo muy correcto con el cuarto, otro animal con movilidad pero sin clase al que entendió bien. Hilvanó una faena de buena expresión, destacando algunos naturales sueltos aunque remató mal a espadas.

Plaza de toros de Las Ventas. Con más de un cuarto de entrada se han lidiado seis novillos de Santos Alcalde, bien presentados y desiguales de juego. Buenos quinto y sexto; con movilidad y sin clase tercero y cuarto; manejable y justo de fuerza el segundo y deslucido y blando el primero. Juan Manuel Jiménez, silencio y palmas tras aviso; Sergio Blasco, silencio tras aviso y silencio y Gómez del Pilar, silencio tras aviso y vuelta al ruedo tras petición y aviso.

FOTOGRAFÍAS: ÓSCAR RUIZ ‘RUAZA’