PEDRO RUIZ
Seguir a @Mundotorocom

Jaén (España).Curro Díaz volvió a Jaén tres años después de la última visita, y lo hizo con todas sus armas. O casi. El torero jiennense desplegó su concepto de toreo estético y lento, de figura encajada, de embroque precioso, con los dos toros que le correspondieron en suerte: uno de Torrestrella con calidad y otro de Sorando al que encontró las vueltas. Pero a la hora de rubricar, falló la espada. Así perdió el doble trofeo del segundo de la tarde, del que paseó una oreja, y otras dos del quinto, que también estuvieron a mano y acabaron convirtiéndose en una ovación. Tarde de magníficas sensaciones, pero sin remate. Le acompañaban en el cartel Miguel Abellán, que cortó una oreja del bonancible pero apagado sexto, y Juan José Padilla, que dio una vuelta al ruedo tras pinchar al cuarto. Se lidiaron toros de Román Sorando y de Torrestrella. El festejo registró algo más de un cuarto de entrada.

Curro Díazlidió en segundo lugar un toro de Torrestrellacon mucha calidad, especialmente sobre el derecho. El torero, que lo recibió con dos buenos lances y una media, lo sacó a los medios en el último tercio y, dándole distancia, lo toreó de manera excelente sobre la mano derecha, cosido a los vuelos y corriendo bien la mano. Por el izquierdo, también logró dos buenas tandas. Faena de mucho nivel, que remató con trincherillas. Tras un pinchazo hondo y una estocada, cortó una oreja que pudieron haber sido dos. La espada volvió a traicionarle a la hora de rematar su faena frente al quinto. Fue un toro justo de fuerzas, que se defendía al final del muletazo, y con el que había que cruzarse, provocarlo y llevarlo muy pulseado. Todo eso lo hizo Díaz, en otra faena notable que creció sobre la mano derecha pero que también contó con largos y preciosos naturales. Los repetidos pinchazos dieron al traste con la posibilidad de trofeo. Saludó una ovación.

Miguel Abellánno contó con posibilidades de lucimiento frente al tercero. Fue un toro brusco, que nunca se entregó de verdad en la muleta y que miró siempre al torero. Éste lo pasaportó con efectividad y saludó una ovación. El sexto tuvo buena condición y Abellán firmó con él un bonito recibo a la verónica. El toro, sin embargo, acusó mucho el puyazo y se vino a menos en el último tercio. Eso hizo que apenas transmitiese, pero el torero madrileño no se conformó y le fue robando muletazos a base de inteligencia y técnica. Lo mejor de su trasteo fue una tanda de mucha entidad sobre la mano derecha y el cierre de faena, con toreo circular. Aunque no acertó con la espada en un primer intento, cortó una oreja.

Juan José Padilla, tras firmar un buen tercio de banderillas, cuidó al primero de la tarde, que pareció siempre a punto de agotarse. El de Jerez lo toreó a media altura y lo pulseó, en tandas de tres y cuatro muletazos más el de pecho, y consiguió buenos pasajes sobre la diestra. Cobró una estocada tendida, precisó del verduguillo y saludó una ovación. El cuarto fue un toro complicado, que apretaba con mucho genio en el embroque. Padilla se mostró firme en un trasteo de mucho oficio y técnica. Se le pidió la oreja, pero el Presidente no la concedió y dio una vuelta al ruedo.

Plaza de toros de Jaén. Primera de la Feria de San Lucas. Algo más de un cuarto de entrada. Toros de Román Sorando (1º, 5º y 6º) y de  Torrestrella. Juan José Padilla, ovación y vuelta al ruedo; Curro Díaz, oreja y ovación y Miguel Abellán, ovación y oreja. Montoliú se desmonteró tras parear al segundo.

Twittear