Primera de Las Corridas Generales I MANU DE ALBAlinea-punteada-firma1

 

MUNDOTORO > Bilbaolinea-pie-fotos-noticias

Es el primer nombre propio de la Aste Nagusia. Por méritos propios. Porque Lea Vicens dejó su sello en El Bocho en el primer festejo de las Corridas Generales. Sobria y elegante, pero con desparpajo y chispa, se hizo con el público vizcaíno y con los dos toros de Ángel Sánchez, que echó un encierro de nota. Lea Vicens fue Lea Vincit en Vista Alegre. Legítimo triunfo el suyo. Honda huella. Los dos ‘Hermosos’, padre e hijo no la pudieron acompañar en el éxito por sus fallos con el acero pero el maestro dejó la faena de más poso del espectáculo en el cuarto mientras el joven Guillermo encandiló en su debut sobre todo en el sexto, al que hizo una faena de mucha importancia, que no coronó con el acero.

Lea Vicens llegó con fuerza al tendido con Bético, su caballo estrella, que toreó con temple y expresión de costado al segundo, toro con tranco y bravura, con celo y pies, que colaboró con la rejoneador francesa. Mantuvo el nivel con Greco, brillante en las banderillas cortas, y tras pinchazo y un rejonazo con Espontáneo paseó la primera oreja de la Aste Nagusia.

Lea redondeó su tarde en el quinto, otro toro bravo, que persiguió con brío las monturas, y frente a la que volvió a dar una imagen excelente. De nuevo sobresalió su caballo Bético a un nivel superior incluso que en el segundo por el modo de galopar con expresión y armonía y de torear antes y después de los embroques. Labor importante, que cerró con Deseado, con la rejoneadora crecida y el público volcado. Otra oreja de peso.

Guillermo Hermoso puso patas arriba Vista Alegre con una actuación de mucha fibra, de gran conexión e intensidad con otro novillo de Ángel Sánchez bravo y enrazado. El tercio de banderillas, montando al célebre Disparate, fue soberbio, porque unió un galope de costado de gran emoción -hermosina incluida- con el ajuste en las reuniones. Ícaro y Pirata, con el que puso un par de cortas a dos manos, antes de concluir marrar repetidamente con rejón de muerte y descabello. Una pena.

Antes mostró descaro y frescura con el tercero, un novillo de buena condición, con el que mantuvo una lidia creciente con Extraño, y que concluyó con Ágora de manera rotunda. Cualquiera diría que era su presentación en esta plaza. Una lástima el metisaca anterior al rejonazo final que le hizo perder un trofeo.

Tuvo ritmo, transmisión y galope el primero de la tarde, al que Pablo Hermoso toreó con temple y elegancia en una labor con ritmo, que alcanzó los mejores momentos durante el tercio de banderillas, montando a Brindis. Saludó desde el callejón tras un rejonazo trasero.

Berlín marcó la diferencia en el cuarto, toro pronto y con tranco al que el equino cosió a su montura en un toreo de costado de lujo, incluso cambiándole la grupa de pitón. Toreo clásico, elegante y reunido y faena acompasada, de gran maestría, de Pablo Hermoso. El fallo con los aceros dejó sin premio la faena de la tarde.

Hierro de Ángel Sánchez y Sánchez - España Plaza de toros de Vista Alegre, Bilbao. Primera de Las Corridas Generales. Más de media plaza. Toros y novillos (3º y 6º) de Ángel Sánchez y Sánchez, Logotipo mundotoro crónicas
Pablo Hermoso de Mendoza, palmas y ovación
Lea Vicens, oreja y oreja
Guillermo Hermoso de Mendoza, ovación