Los forcados, fiesta taurina portuguesa I PRÓTOIROlinea-punteada-firma1

MUNDOTORO > Madridlinea-pie-fotos-noticias

Prótoiro (Federación Portuguesa de la Tauromaquia)  resta valor a la reciente y esperada iniciativa presentada por el PAN (Partido Antitaurino Portugués) para prohibir los toros en Portugal. Es una propuesta que ataca directamente la Constitución de la República Portuguesa. Esta iniciativa antidemocrática, planteada por el único diputado de este partido político, es un intento de supervivencia política por parte de unas siglas cada vez más radicalizadas y alejadas de la sociedad.

Esta posición radical va en contra de la defensa de la Constitución. Así lo afirma el apartado 2 del artículo 43º de la Constitución de la República Portuguesa : ‘El Estado no puede programar la Educación y la Cultura según cualesquiera directrices filosóficas, estéticas, políticas, ideológicas o religiosas’. Y también el apartado 1 del artículo 73: ‘Todos tienen derecho a la educación y la cultura’.

Como es habitual en la comunicación de este partido, los argumentos que emplean son rotundamente falsos:

1. De acuerdo con un sondeo nacional el 86,1% de los portugueses no aboga por ninguna prohibición de los festejos taurinos.

2. El 32,7% se declaró aficionado.

3. No es la primera vez que el parlamento debate la prohibición de las corridas de toros en Portugal. En 2011 se discutió y ​​fue ampliamente rechazado por cerca del 80% de los diputados.

4. En 2017 se realizaron 205 espectáculos tauromáquicos en 80 municipios y no 181 en 44 como se indica en el PAN.

5. Estos espectáculos se realizaron en 15 distritos de norte a sur del país, además de la Región Autónoma de las Azores.

6. El año pasado se registró un aumento del 1,8% del número de espectadores en corridas de toros para un total de 435.660.

7. No contabilizados están los más de 1.000 eventos de tauromaquia popular que se realizan por todo el país.

8. Las estimaciones de Prótoiro apuntan a tres millones de personas involucradas en eventos tauromáquicos (plaza e calle) en todo el país a lo largo de 2017.

Es una propuesta mediática de un partido que sólo intenta aumentar desesperadamente su visibilidad. Representa a menos de 75 mil personas en todo el país y busca con estas embestidas su propia supervivencia. Con este moviemiento trata de revertir su caída en los sondeos y  así evitar la desaparición del único diputado con asiento parlamentario del partido.

Esta iniciativa antitaurina, tendrá el mismo destino de las dos propuestas anteriores del PAN: la derrota parlamentaria, ya que ninguna de ellas salió adelante. Fueron rechazadas por más del 80% de los diputados que demostraron su compromiso con la defensa de los valores de la democracia y de la libertad cultural, como es propio de un estado democrático.