Juan Luis Fraile, a medias I ANDRÉ VIARDlinea-punteada-firma1

ANDRÉ VIARD > Ceretlinea-pie-fotos-noticias

La corrida de Juan Luis Fraile se quedó en tierra de nadie. O a medias. La terna, Javier Castaño, Iván Vicente y Joselillo, echó el resto ante un encierro bravo en el caballo, pero que ofreció pocas opciones a los toreros, que cumplieron con creces.

Agresivo de cara, algo suelto de carnes, fino y guapa pero flojo después de dos encuentros en los que cumplió sin más. Firme Castaño, que fijó al toro, un astado sin recorrido por falta de poder. Castaño se justificó, abrevió y mató de buena estocada. Palmas.

El segundo tuvo buen son de salida aparentando fuerzas justas y fue devuelto por tener un varetazo corrido en la panza. Le sustituyó un sobrero de Peñajara, un toro guapo, bien hecho y pronto que remató en tablas y frente al que Iván Vicente se lució en el recibo capotero, humillando el toro y rompiendo p’alante. 

Tomó dos varas con clase y una tercera desde el centro que sobró. Palmas para el picador Héctor Vicente. También saludó Joselito Rus en banderillas, después de aguantar una colada por el pitón derecho. Era la primera de cuatro más, en las que el de Peñajara tiró con saña al bulto del torero. Estocada hábil. Silencio.

Toro bien hecho, pronto, con muchos pies y transmisión el tercero. Vibrante recibo capotero de Joselillo y tres trancazos de categoría por parte de Tito Sandoval, acudiendo el toro con fiereza. Tardeó bastante antes de tomar el cuarto desde más allá del centro, pero la mucha torería del jinete lo convenció y el toro se vino como un vendaval, midiendo mucho el castigo el picador charro, que fue justamente ovacionado.

El Graciliano echó entonces el freno de mano, complicando el segundo tercio e imposibilitando todo lucimiento a pesar del empeño que puso Joselillo en sacarle partido. Consiguió algunos muletazos limpios aguantando mucho y porfiando lo suyo, antes de dejar una buena estocada en el segundo intento. El toro tardó en caer, sonó un aviso y se aplaudió al matador así como al toro en el arrastre.

Desde que salió de chiqueros el cuarto Graciliano evidenció que no andaba con bromas. Embistió con fiereza en el capote, tomó tres varas de Gabin topando fuerte y después de venirse con codicias en banderillas – valiente Ferreira – le dijo a Castaño lo de: ‘aquí te espero’. Con mucha firmeza el salmantino se puso por ambos pitones, aguantó miradas inamigables y alguna colada, y consiguió, cual un milagro, templar un ramillete de muletazos. Mató a la tercera y tuvo silencio.

El quinto fue otro toro bien hecho pero carente de poder, aunque evidenció mejor tranco y calidad que sus hermanos de camada. Poco se pudo lucir Iván Vicente con el capote. Cumplió el toro en varas sin más. La nobleza del Graciliano permitió al torero dibujar de uno en uno muletazos con garbo y elegancia, jaleados por los de luces y no tanto por los de arriba, más de uno mofándose de una faena a contraestilo en esta plaza. Puesto en disfrutar, Iván Vicente siguió con su faena y acabó de una estocada delantera caída que algunos aprovecharon para pitarlo algo. Prevaleció sin embargo el silencio al torero y los pitos en el arrastre. En Céret no transigen con el toro.

En sexto lugar se coló una raspa cariavacada que, la verdad, no tenía que haber salido. Feo y basto por los cuatro costados, manseó de salida antes de empujar bien en dos varas. Y como no tropezó en ningún momento, la presidencia no tuvo opción en devolverlo a pesar de las legítimas protestas. Al final fue para bien, puesto que el cariavacado lavadito rompió p’alante, sin clase alguna, pero repitiendo y transmitiendo. Joselillo lo aprovechó por ambos pitones, consiguió acallar las protestas y hasta hacerse aplaudir. Mató a la segunda estocada, que fue muy buena. Palmas.

FOTOGALERIA DE LA PRIMERA DE CERET

Hierro de Juan Luis Fraile - España Plaza de toros de Ceret (Francia). Más de tres cuartos de entrada. Cinco toros de Juan Luis Fraile. Bien presentados menos el último que desentonó, sin exceso de peso toda, ofensiva por delante y astifina. Brava en conjunto en el caballo -espectacular el tercero – sin romper después y dando pocas opciones de lucimiento a los toreros que cumplieron con creces en la lidia. El cuarto fue aplaudido en el arrastre.
En segundo lugar salió un sobrero de Peñajara que después de empezar bien se fue al bulto.
logo-mundotoro-fichas-crónicas
Javier Castaño, palmas y silencio;
Iván Vicente
, silencio en ambos;
Joselillo
, palmas tras aviso y palmas.
Incidencias: Premio al mejor picador compartido entre Jesús Vicente y Tito Sandoval.

 


Quizá también pueda interesarte

Ceret cierra su feria torista

Los de Juan Luis Fraile, rumbo a Ceret