ÓSCAR ARANDA

MADRID (España). El toreo es dureza y grandeza y, para conseguir lo segundo, nadie está exento de lo primero. Sin embargo, hay para quienes esa dureza se multiplica y, de éstos, sólo los que demuestran tener un corazón que bombea el toreo por las venas saborean finalmente las mieles del triunfo. Es el caso de Juan José Padilla, un torero al que nadie ha regalado nada; un torero que, a base de lucha y sacrificio, se ha ganado un puesto en las grandes ferias.


La pasada temporada puede calificarse como clave en la carrera de Juan José Padilla. Colocado en casi todas las ferias importantes, consiguió hacerse respetar dentro de los carteles de corridas duras y conquistó algunas de las plazas de mayor categoría. ” Fue una temporada de lanzamiento en la que me di a conocer en las principales ferias, en las que los empresarios me demostraron una credibilidad enorme. Desde el principio de temporada en Castellón y Valencia, las empresas apostaron por mí y eso se agradece. Luego vendría Sevilla, donde triunfé y así le siguieron Arles, Bilbao, Santander, San Sebastián, Logroño… y, en definitiva, ferias en las que me hacía mucha ilusión estar y que he podido conquistar“.
A esto último, el jerezano añade que ” fue una temporada que, debido a como estaba enfocado el planteamiento desde el principio, colocado en todas las ferias importantes, eso te da una seguridad tremenda, pero claro, no se puede quitar el pie del acelerador en ningún momento porque el escalafón está arreando mucho y no sólo es estar en las ferias, sino volver año tras año“.

Su actuación en La Manzaneramerece atención aparte. Acartelado en la corrida de Cebada a la que cortó tres orejas, consigue hacerse con una sustitución para el último día de feria en el que bordó el toreo con un ejemplar de Victoriano del Río. Fue un acontecimiento importante que, aunque a finales de temporada, vino a demostrar muchas cosas: ” Todo llegó en un momento extraordinario. Con las ganaderías que había matado hasta ese momento, evidentemente no eran como para echarse a dormir porque embisten muy distinto y, gracias a Dios, salió aquel toro en Logroño. Fue algo muy importante para mí porque, con la plaza casi llena y la atención de los medios de comunicación puesta en esa corrida, pude demostrar que tengo un toreo profundo y que siento el toreo verdaderamente“.
Por esto el jerezano espera en el nuevo año ” que me vuelva a salir algún toro de esas características para poder realizar el toreo que siento. No me quiero dejar ganar la pelea en mi
terreno, pero cuando un toro me de la oportunidad voy a seguir sorprendiendo a mucha gente
“.

 

La nueva temporada: más de lo mismo

 

Los clarines y timbales que abrirán definitivamente la temporada española están a punto de sonar. Una nueva campaña que Padillaafronta con la mayor ilusión. ” Tengo las mayores esperanzas depositadas en esta temporada. De momento, mi nombre aparece impreso en los carteles de Valencia, Castellón, Sevilla y Francia y eso me motiva y me da una moral enorme“. Sin embargo, si se echa un vistazo a los carteles antes referidos, veremos que su nombre, una vez más, va acompañado de ganaderías como las de Victorino, Pablo Romero, Miura, Cebada…, es decir, más de lo mismo.
Sin embargo, el propio torero afirma que ” mi ilusión es seguir matando estas corridas y ojalá así sea durante nueve o diez años más en todas las ferias“. Porque Padillaes consciente de que ” es ahí donde me he dado a conocer y el público y las empresas me respetan. No cabe duda de que a nadie le amarga un dulce y también nos gusta de vez en cuando ´entre col y col, una lechuga´, pero estoy concienciado del tipo de corridas que tengo que matar y a la vez me siento orgulloso. Eso sí, como he dicho anteriormente, espero seguir sorprendiendo con un toreo profundo a nada que me salga un toro que embista con calidad“.
En lo referente al planteamiento del torero para esta campaña, Juan Joséasegura que no habrá ningún cambio. ” Mi objetivo es seguir arreando, que es lo que he hecho siempre desde que empecé como novillero. No voy a cambiar. Seguiré con mis largas cambiadas y mi forma de arrollar y de querer, porque lo que busco es que el público, que en definitiva es el que paga, se divierta y al que le guste bien y al que no, pues que no vaya a verme“.
Es opinión extendida entre los aficionados que matar este tipo de corridas acarrea una serie de vicios por practicar un toreo más a la defensiva. Sobre este tema, Padilla asegura que ” la prueba de que eso no es así está en Logroño. Cuando un toro me dejó realizar lo que llevo dentro me sentí suelto y relajado, algo que también demostré en Jerez, donde también pude interpretar el toreo como lo siento“. Pero también reconoce que ” lo que sí es verdad es que cuando uno está matando todos los días estas corridas tan duras sí que te puedes amanerar un poco, ya que hay muchos toros que te vienen al pecho y que se quedan debajo. Pero cuando uno coge el ritmo que gracias a Dios yo tengo, tienes la fe suficiente para estar preparado cuando un toro embiste bien“.

 

Seis toros de Miura

 

Matar una corrida de Miura siempre ha sido considerada una gesta para algunos… o una constante para otros. Este año, Padilla está anunciado con los toros de Zaharicheen la Feria de Abril, un gesto que le honra y que ha estado a punto de alcanzar un cariz heroico, ya que se barajó la posibilidad de matar la corrida en solitario. ” Fue una idea que surgió por una decisión propia, a pesar de que no me hiciera falta un gesto de este tipo, pero tenía ilusión porque es una ganadería que me ha dado mucho. Se lo comenté a mi apoderado y él en principio no estaba muy por la labor. Finalmente llegó a haber negociaciones con la empresa, pero por unos u otros motivos que desconozco, las gestiones no llegaron a cuajar

Los inicios de la carrera de Juan José Padilla no fueron precisamente un ´camino de rosas´. Desde aquel Panaderito, como se le conocía en sus inicios por la profesión de su padre, hasta el Ciclón de Jerez de la actualidad, el torero ha tenido que pasar muchos sinsabores. ” Ha sido un camino difícil porque ha habido momentos en los que en Padilla no creía nadie. Sin embargo, gracias a la fe que he tenido en mí mismo y a algunas personas que han estado siempre a mi lado, he sido capaz de seguir adelante y no tirar la toalla“.
Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido desde que tomó la alternativa en 1994 en Algeciras( Cádiz), el jerezano asegura encontrarse en los inicios de un camino que acaba de comenzar a recorrer. ” Aún estoy escalando los primeros peldaños porque aún estoy luchando para conseguir los primeros puestos, pero no los primeros puestos del escalafón, sino los primeros puestos de respeto de cara a los medios de comunicación, las empresas y el público. Soy consciente de que aún me quedan muchos defectos por pulir y mucho camino por recorrer“. Como dijo Machadoen sus versos: “Caminante, se hace camino al andar”. Con esta máxima recorre Juan José Padillael difícil camino de convertirse en figura del toreo. Una escalada cuyos próximos peldaños se sitúan en Valencia, Castellón, San Sebastián, Arles, Sevilla, Bilbao

(FOTOGRAFÍAS: MAURICE BERHO).

… PÁGINAS EXCLUSIVAS

… biografía de JUAN JOSÉ PADILLA