C.R.V
Seguir a @Mundotorocom

Madrid (España).Algunos creen que el progreso consiste en que el antropófago coma muslos de humano con cuchillo y tenedor. Bien mirado es una escena más que posible. Nada poética y de mal gusto, pero posible. Comer con las manos es, supuestamente, la barbarie atrasada. Comer con cuchara de sopa y de postre, el progreso. Así somos: el progreso no es lo que se coma, pierna humana, por ejemplo, sino que ya no las comemos con las manos. El progreso, creen algunos, es que la inquisición, la censura y el insulto hacia toda idea nueva,  se hagan on line, vía twitter. Asi piensan algunos: el progreso no es evolucionar hacia el fin del  insulto y la persecución contra cada idea nueva, sino perseguir, censurar, insultar, con el twitter.

A este respecto de la evolución hacia adelante, Sigmund Freud dijo: ‘la humanidad progresa. Hoy sólo  queman mis libros. Años atrás me habrían quemado a mi’. Cierto. Cuando el Tribunal de la Inquisición juzgaba de herejía a Galileopor afirmar éste que la Tierra se movía, el poder de quienes sostenían la única verdad inmóvil: la tierra no se mueve, le dieron dos opciones: hoguera o retractarse. Se retractó y la leyenda dice que, al despedirse lanzó ese: ‘e pur si muove’ , y sin embargo, se mueve. Si no me llevan la contraria los twitiriteros(palabra que he acuñado para definir a la ultra única idea o neo tribunal de la inquisición de twitter), resulta que la Tierra se mueve. Osea, que el jodío del loco de Galileo, tenía razón.

Y también, SénecaColónNicolás  Copérnico, Giordano BrunoEinstein, VavilovDavid Kelly… Y Juan Belmonte. Todos ellos y muchos más fueron los innovadores, los hombres que hicieron avanzar al hombre en su evolución, muy a pesar de los propios hombres. La historia del progreso está escrita con la sangre de hombres y mujeres que se han atrevido a abrazar una causa innovadora, contraria la idea única, herética, avanzada, como, por ejemplo, que la tierra no era plana sino redonda, que se movía, que se podía llegar a la luna, que la mujer tenía los mismos derechos que el hombre, que el negro tenía derecho a tener su color negro, que el cólera no era un castigo de Dios,  sino una enfermedad  provocada por  la miseria a la que   los propietarios de Dios habían condenado a los hombres.

O que el toreo era con los brazos y no sobre las piernas, que el toro debía de tener temple y bravura evolucionada, que la muleta no era el medio para lograr un fin: la estocada, sino el fin en si mismo (torear como arte superior al supuesto arte de matar) que se podía torear hilvanando los pases para recogerlas embestidas, que había que buscar un toro para esa nueva forma de torear…eso que aportó Gallitoviendo a Belmonte, o eso que intuyó  Belmonte y sólo lo  comprendió Gallito.Porque Joselito el Gallo fue, en su tiempo, el único que lo compendió y que se comprometió con el toreo progresista de Belmonte.Y lo hizo asumiendo insultos, censuras, ataques…de los twitiriterosde entonces.

Pero Belmontey Gallito tenían razón: el toreo de hoy es el toreo que dijeron entonces. Y la Tierra no era plana y la Tierra se movía…Pienso que si entonces hubiera existido  twitter, el progreso sería, para muchos, quemar en la hoguera de los 140 caracteres a la idea de Belmonte. Me consuela saber que el twitter ha llegado justo a tiempo. Cuando ya no se quema a nadie en la hoguera. Porque Torquema con un iphone y un twitter hubiera sido la hoguera mas grande jamás prendida. Y me consuela saber que el toreo, así me quemen en la hoguera los twitiriteros, será, en un futuro próximo, lo más parecido al festival de la Puebla del Río, vivo, ágil, menos previsible, híbrido, mestizo en artes y técnicas…Se que, seguro, el toreo no es plano, se que el toreo se mueve. El toreo es evolución, es progreso.Porque el toreo forma parte de la sociedad que avanza en una tierra que es redonda y que, afortunadamente , se mueve.

Twittear