Beziers 15-08-2018

Juan Leal, protagonista en la plaza de toros de Beziers I ELSA VIELSEUFlinea-punteada-firma1

MICA CRESSENTY > Bèziers (Francia)linea-pie-fotos-noticias

Juan Leal dio otro golpe en la mesa en Bèziers, al cortar tres orejas a una corrida variada de Pedraza de Yeltes, que lidió, en quinto lugar, un toro que fue premiado de manera sorpresiva, mientras el público pedía las dos orejas para Leal, con la vuelta al ruedo. Este torero, que está llamado a tomar el relevo de la torería francesa, alcanzó un nivel muy importante esta tarde, digno de ocupar grandes puestos. Por su parte, Román, que estuvo muy voluntarioso toda la tarde, cortó una oreja del bravo tercero. Manuel Escribano pechó con el peor lote.

Juan Leal se encuentra en un momento clave de su carrera y volvió a demostrarlo delante de la cara del toro. Demostró su bravura el segundo de Pedraza empujando en los tres encuentros. Y como además de bravura tenía nobleza, Juan Leal no dejó escapar la oportunidad. Después de un arranque de faena de rodillas en el centro del ruedo, siguió con muletazos muy templados. Con la mano baja toreó muy despacio al animal. Las tandas sobre la zurda acabaron de convencer al público. Cerró su obra con redondos antes de dejar al animal sin puntilla y cortó dos orejas.
Si Juan Leal estuvo muy bien con su primer astado, aun estuvo mejor con el quinto. Se enfrentó a un animal bravo, en quinto lugar, de Pedraza, esos animales que destapan a los toreros o les encumbran. Pues en este caso, el torero de Arles se puso a un nivel al alcance de muy pocos. Con un valor escalofriante y con mucha torería cuajó de principio a fin al animal. Del pase cambiado inicial a los redondos finales, todo fue toreo muy caro. Siempre cruzó  la línea de fuego para enganchar al de Pedraza en su muleta corriendo la mano con una lentitud exquisita. Cuando el público pidió las dos orejas con mucha fuerza el presidente no lo entiendo así y saco el pañuelo azul, por lo cual escuchó una merecida bronca de gala. Oreja y vuelta al de Pedraza.

Román está feliz en el ruedo y esa felicidad se transmite en los tendidos. Con otro animal manejable de Pedraza de Yeltes, el valenciano firmó un trasteo de buen gusto sobre ambas manos. Acertó a la hora de matar y cortó un apéndice al tercero.

Cerró plaza un Pedraza de Yeltes que fue más complicado del encierro. Le costó humillar y Román intentó darle vuelta al asunto, pero su esfuerzo resultó en vano y fue silenciado.

Abrió plaza un ejemplar manejable de Pedraza de Yeltes que fue recibido de rodillas por Manuel Escribano. No dejó pasar su turno de quites Juan Leal, que calentó a la plaza por saltilleras. Se lució en banderillas Escribano, especialmente, con el último par sentado en el estribo. Apuntó buenas maneras el de Pedraza en la muleta, pero le faltó algo de chispa para llegar a los tendidos. Hubo momentos brillantes de Escribano, pero no terminó de cuajarse la faena y fue ovaciona tras escuchar un aviso.

Manuel Escribano sorteó en cuarto lugar un toro noble, pero que duró poco. Una lástima porque empezó bien el torero de Gerena antes de encontrarse sin oponente. Fue ovacionado.

Hierro Pedraza de Yeltes - España Plaza de toros de Bèziers (Francia). Quinta de la feria. Más de media plaza. Toros de Pedraza de Yeltes, bien presentados y de juego desigual. Los mejores el 3º, bravo, y el 5º, premiado con la vuelta al ruedo. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Manuel Escribano, ovación tras aviso y ovación.
Juan Leal, dos orejas y oreja.
Román, oreja tras aviso y silencio.